¡Se buscan traductores! Buscamos un voluntario nativo con buenos conocimientos de alemán (hombre/mujer) para corregir nuestras traducciones automáticas. Si está interesado, póngase en contacto con redaktion@bertha-dudde.org

5257 No es la disposición sino el amor lo que determina la voluntad....

19 de noviembre de 1951: Libro 58

Depende de todos ustedes hacia dónde dirigen su voluntad, aunque ciertamente les será señalado por Mi Palabra qué éxito les traerá cada dirección de la voluntad. Sin embargo, ni siquiera Mi Palabra te obliga, porque también puedes aceptarla o rechazarla de nuevo según tu naturaleza y tu amor. Porque el amor determina tu voluntad.... Siempre amarás aquello por lo que te esfuerzas, ya sea bueno o malo; tu deseo se dirige hacia ello, y por eso tu voluntad es también.... el bien o el mal. Siempre sentirás amor por lo que deseas, pero si el amor está bien o mal dirigido está determinado por tu desarrollo espiritual. Ahora bien, se puede objetar ciertamente que el amor está puesto en el ser humano, que el amor al mal nace también en el corazón y que el ser humano es, por tanto, víctima de los deseos que dormitan en él. Y esta objeción está hasta cierto punto justificada.... que todos los instintos y deseos descansan en el ser humano que aún no han sido superados en las etapas preliminares individuales en la ley de la compulsión, que el ser humano por lo tanto trae estos instintos con él en la vida terrenal para ahora conquistarlos y desecharlos completamente. Por lo tanto, estas cualidades están presentes en el ser humano y, por lo tanto, siempre estimulan los deseos. Quieren realizarse y a menudo se vuelven tan poderosos en el ser humano que lo dominan por completo. La lucha contra tales deseos es a menudo difícil, pero el ser humano ha recibido de Mí el intelecto para pensar en sus sentimientos con el fin de tomar medidas apropiadas contra ellos. Es un error decir que el ser humano tiene que actuar según su disposición si fue creado sin intelecto y se sintió impulsado instintivamente.

Pero como se le ha dado suficiente oportunidad en la vida terrenal para reunir conocimientos, como se le da una guía a través de Mis mandamientos de amor, como tiene un amonestador y advertidor silencioso dentro de sí mismo que siempre le señala Mi voluntad, y como ahora puede pensar en todo, ahora depende únicamente de su voluntad librar una batalla consigo mismo cuando sea necesario, cuando sus deseos se resistan a lo que debe hacer según la realización interior.... Que no pudiera hacerlo está fuera de toda duda, pues una voluntad sincera también le asegura el uso de la fuerza, pero una voluntad débil falla.... Y de nuevo, sólo se necesita una cosa para fortalecer una voluntad débil.... la fe en Jesucristo.... Las personas que todavía están muy cargadas de idiosincrasias de sus etapas anteriores, ciertamente no tendrán fe en Jesucristo, sin embargo, si sólo lo tratan intelectualmente, ya anunciarán su voluntad de comprender la verdad y se les ayudará a encontrar la solución correcta.... Pero allí donde se rechaza sin reparos la pregunta sobre Jesucristo, donde no se hace ningún esfuerzo por encontrar una respuesta, allí es donde la voluntad se dirige evidentemente hacia abajo, y allí el ser humano se convertirá ciertamente en una víctima de las fuerzas de abajo, aunque él mismo lo quiera y no sea su disposición la culpable. Porque el ser humano puede querer en ambas direcciones, de lo contrario no se podría hablar de libre albedrío. Y toda persona puede y debe preguntarse alguna vez sobre su vida terrenal tarea.... Para ello se le ha dado intelecto...._>Amén

Traducido por: DeepL

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos