5690 Madurar sólo por medio del amor

1 de junio de 1953: Libro 62

Ejecutad siempre sólo obras del amor, y vuestro ascenso está garantizado. De ninguna otra manera podéis madurar más que por el amor; Yo puedo bien asistiros con Mis Mercedes, pero éstas sólo deben estimularos a obrar en el amor, porque del amor nace y resulta todo le demás: una fe firme, un saber extenso y la fuerza vencedora que tiene su origen en Mí. Siempre es el amor, el que debe llenar a vuestro corazón, si Yo os dirijo Mi Palabra ahora, si Yo entro en vuestro camino en forma decisiva en cuestiones del destino, para influenciar en vosotros y os dirijáis a Mí en la oración, siempre es el amor el que debe llenar vuestro corazón, el que os enseña Mi Palabra, como también él que a Mí Me determina a oír vuestras oraciones, porque el amor es el que madura primero la fe en vosotros, la cual también os deja que pronunciéis la verdadera oración.

Sólo por el amor podéis madurar, y vuestro progreso espiritual depende únicamente de vuestro amor solícito, por lo tanto todos vuestros esfuerzo a que Yo Me incline favorablemente a vosotros, serían inútiles, si no os esforzáis de vivir en el amor. Y para ello tenéis oportunidad cada día y cada hora. Acercaos amablemente a vuestros semejantes, tomad a pecho su desgracia, cuidaos de ellos, sentid con ellos, ayudándolos, consolándolos y apoyándolos, no paséis de largo, indiferentes a sus necesidades.

Asistídlos espiritual y terrenamente, donde os sea posible, una palabra amable, una mirada bondadosa, una pequeña prestación de auxilio os aportan ya el amor a los semejantes y de los semejantes, ellos impiden que el amor se enfrie por completo, pues el amor debe ser cuidado como una plantita para que no se atrofie.

El amor es todo, y en cuanto el amor desaparece entre los hombres, ya no hay para ellos ninguna salvación más. Por eso tratad de encender en todas partes chispas de amor, dad mucho amor, para que encontréis el amor recíproco, pues sólo entonces puede venir a vosotros Mi Reino, también en este mundo, pues Mi Reino sólo está donde hay amor, porque Yo Mismo puedo estar y permanecer allí, porque Yo Mismo estoy en Mi Reino si Yo encuentro acceso en vuestros corazones que se han formado en amor. El amor es lo divino en los hombres, mas el cual también os asegura la perfección, porque quien está en el amor, ese está en la Verdad, en el pleno conocimiento, él está en la Luz. No hay ningún otro camino a la perfección que el camino del amor. Pues sólo mediante el amor encontráis la asociación Conmigo y por eso también la bienaventuranza eterna. Si vivís en el amor, también vuestra vida terrenal será más fácil, pues entonces percibís fuerza de Mí, y podréis dominar o vencer todo, estaréis en una fe imperturbable en Mí, y con esa fe podéis desterrar cada desgracia; si vivís en el amor, estáis incesantemente unidos a Mí, y todo lo que queráis sólo, lo realizáis Conmigo y de Mi Fuerza.

Amén

Traducido por: Pilar Coors

Este comunicación se menciona en el siguiente folleto temático:
Folleto temático Título Descargas
157 El evangelio del amor ePub   PDF   Kindle  

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos