0886 Apostasía espiritual.... Arrogancia propia.... Grilletes....

26 de abril de 1939: Libro 18

Así que presta atención a las que te llegan hoy: Todo espíritu que se ha separado de Dios en arrogancia propia solo puede ser purificado a través de tormentos. y de hecho ahora estará convencido de su estado inherentemente indefenso, que está en total contradicción con su arrogancia que provocó su apostasía de la Deidad eterna.

Nada más puede llevar a cabo el regreso al Padre del universo que caminar a través de cadenas que ha durado milenios, que le hacen consciente de su impotencia y, sin embargo, hacen cada vez más fuerte el deseo de liberación final de estos grilletes, para que entonces con plena voluntad, incluso lleva los grilletes terrenales durante mucho tiempo sabiendo que la encarnación en la tierra es la única posibilidad de deshacerse de estos grilletes. Y así el ser espiritual dispone de cualquier posibilidad para mejorar el estado indigno, para poder expiar la ofensa contra la Deidad eterna en un tiempo indescriptiblemente largo y al mismo tiempo ir por los caminos factibles que llevan nuevamente a la unificación con la Deidad eterna.

Cuando el hombre se imagina cuán terriblemente agonizante es la distancia del Padre para un ser divino y ahora a menudo no se aprovecha la vida terrenal de ninguna manera para reducir la distancia, sino que solo ha entrado en la encarnación en la tierra para este propósito, cuando no se deja lograr el regreso al Padre de ninguna otra manera, si a pesar de esto innumerables seres siempre buscan encarnar una y otra vez con la intención de usar la vida terrenal correctamente y someterse voluntariamente a cualquier prueba de la vida, entonces pronto será comprensible, por qué el Señor está ayudando con tanto amor a los niños terrenales y Le gustaría facilitarles el camino de la vida y por esta razón tiene una alimentación desde arriba para ellos para llevar el espíritu de Dios de regreso a su destino original.

Y todo esfuerzo que está dirigido a la Deidad, lleva la bendición de arriba, para que el hombre se proteja del error y se da cuenta de la verdad correcta....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book


  Más descargas

Este Comunicación
Escuchar
descargar como MP3
Vista de impresión