0885 El reconocimiento de la verdad solo es posible a través del amor a Dios.... Agudeza mental....

26 de abril de 1939: Libro 18

Escucha la voz del Altísimo: La fuerza de Mi Palabra fluirá a través de todos, los que voluntariamente se entreguen a ella, y por eso el mundo tampoco es capaz de hacer el juicio correcto porque es escuchado y considerado sin vida interior y sin amor para Mí. Y entonces la gente probablemente desea claridad, pero solo puede recibirla con un corazón creyente, porque donde el mundo y sus intereses se ponen en primer plano, el alma está considerado mal por ello....

Cuanto más se aleja la persona de Mí, más difícil le resultará reconocer la verdad y, por así decirlo, examinará sin apoyo espiritual, porque no lo exige en su voluntad de rechazar. La agudeza mental por sí sola no es adecuada para examinar algo que, sin embargo, la persona profundamente creyente reconoce inmediatamente como verdad, porque el espíritu divino cobró vida en este, mientras que en el primero todavía hay noche profunda y oscuridad espiritual. Si queréis reconocerme tenéis que estar Conmigo, pero no en Mi contra. Vuestra voluntad es decisiva.... Vuestra falta de conocimiento probablemente puede ser remediado si pidáis por el reconocimiento correcto, pero cuando rechazáis, todavía estáis muy lejos del reconocimiento correcto.

El amor movió al Hijo del Hombre a sacrificarse por la humanidad, y este amor ahora reaparecerá de nuevo a dar luz donde se desea la luz.... Y todos pueden estar en la luz, si no se sintieran rezar por ella. Ningún hombre tiene el derecho a hacer afirmaciones que no solo toquen lo tangible terrenal, porque sin Mi ayuda carece del conocimiento correcto al respecto.... El conocimiento terrenal no es suficiente para resolver la última gran pregunta, pero con Mi ayuda también se os abre esta área y podéis aceptar las explicaciones dadas por Mí como la más pura verdad con toda confianza, pero antes que nada debe haber la voluntad en vosotros de entrar en contacto Conmigo, entonces también podéis sacar de la fuente de la verdad eterna.

Todos vosotros necesitáis el fortalecimiento desde arriba, pero por el lado humano no se os puede ser ofrecido, no importa cuán grande sea el esfuerzo para penetrar científicamente en el reino desconocido.... Y así, el conocimiento humano por sí solo no será suficiente para examinar una obra de un origen extraño, si no Me pidáis ayuda para esto.... pero no podéis hacer esto si no queréis reconocerme. Solo tengo un objetivo en mente que consiste en devolver la fe a la humanidad....

Tampoco quiero condenar a aquel que hasta ahora ha sido guiado equivocadamente, solo quiero levantar una barrera donde el declive espiritual ha avanzado tanto que el hombre se crea más fuerte que la Deidad eterna.... donde cree que la máxima autoridad competente es su intelecto.... Allí cualquier comienzo de una persona para enseñar a otra persona es infructuoso, y esa persona solo puede ser enseñada de tal manera que su propia impotencia se ponga ante sus ojos y él mismo se dirige a un ser superior para pedir ayuda....

Escucho una súplica con la más profunda humildad en cualquier momento, pero si está suplica es por bienes terrenales y lo único necesario, el cuidado de los bienes espirituales no se tiene en cuenta, este deseo no es de Mi agrado y no puedo dar Mi bendición allí, donde no se respeta el espíritu. ¿Cómo se supone que el rayo de luz de la verdad penetra en un corazón que se esfuerza solo por las cosas terrenales, y cómo se supone que una persona así, sin la fe profunda en el Salvador debe ponerse en contacto con Él, para pueda ser guiado a la verdad?

El hombre debe permanecer consciente de su propia insuficiencia y en esta refugiarse hacia la gran fuerza espiritual, y si lo hace con toda humildad y entonces también para ayudar a los semejantes a través de su iluminación, si se deja guiar sin resistencia para ser un fiel sirvo de Dios y de sus semejantes, entonces también se le dará el reconocimiento correcto, solo que el motivo de querer saber no debe ser innoble, ningún interés terrenal debe ser decisivo, sino solo la voluntad de servir al almo por esto y querer aliviar la gran necesidad espiritual en la tierra. Entonces la bendición de arriba no fallará y la verdad será reconocida por aquellos que la deseen seriamente....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos