0624 “Tiempo y espacio”.... “Interminable e innumerable”....

17 de octubre de 1938: Libro 13

Reciba el don, que se te ofrece, con el corazón creyente y vea en esto el amor constante del Señor. En la interacción de la acción de todas las fuerzas naturales, el hombre ve una actividad regulada de todos los seres espirituales, respectivamente las fuerzas espirituales que se expresan en la naturaleza. Todos ellos cumplen la única voluntad que les manda y en parte actúan guiados en un estado imperfecto, en parte voluntarioso, pero queriendo lo mismo cuando su estado espiritual ya corresponde a la perfección. Entonces, la actividad respectiva de los seres espirituales ahora se adaptará a su estado de madurez. Hay tanto en la obra de creación de Dios que requiere la actividad de los seres espirituales, desde la vivificación de las creaturas más pequeñas hasta la promoción espiritual del alma humana.

No hay nada que pueda prescindir de este poder espiritual, porque toda la existencia está inevitablemente conectada con esto. De modo que los términos “sin fin” e “innumerables” son hasta cierto punto comprensibles si uno mira todo en la naturaleza y lo relaciona con el funcionamiento de tales fuerzas espirituales. Entonces el hombre también comprende, que los términos “tiempo” y “espacio” nunca jamás puede encontrar aplicación en la obra de creación de Dios, que todo existe desde la eternidad y nunca puede perecer.... que nada puede ser limitado y por lo tanto es infinito.... y que el poder creativo se manifiesta en innumerables estructuras, que se encuentran en constante e indestructible vida.

Esto es tan poderoso que todo el entendimiento humano no puede captar la magnitud e importancia de la creación.... Pero Dios es Espíritu eterno.... Todo está sujeto a Él.... Él sabe de todo y ve todo.... Su amor y Su voluntad acoge todo, y Su poder es tan inmenso que puede vivificar y mantener todo hasta toda la eternidad.... Asimismo, todo también está sujeto al Espíritu de Dios, siempre que haya logrado la unión con la Deidad eterna. Entonces se le da todo el poder y entonces solo obra de acuerdo con la voluntad de Dios.

Pero la voluntad y el poder de Dios se extiende también al mundo espiritual que todavía está separado de Él y allí también destina su actividad a cada fuerza espiritual, cuyo cumplimiento, aunque sujeto a la voluntad de Dios, sin embargo, significa la ascensión para este ser. Toda la obra de creación es, por así decirlo, el lugar de trabajo de innumerables seres espirituales.... es la escuela del Espíritu, que, guiado por Dios Mismo, debe formar seres a la semejanza a Dios.... porque el poder de Dios es infinito y Su amor nunca se desgasta, y este amor está dirigido ininterrumpidamente a Sus criaturas, a quienes quiere dotar con Su fuerza.... Así que el objetivo de todos los seres espirituales consiste solamente en lograr la semejanza con Dios....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos