5504 Razón del declive espiritual es la adición a la materia....

11 de octubre de 1952: Libro 60

Una razón para el declive espiritual de la humanidad es la creciente adición a la materia que es cada vez mayor. Es una enfermedad que ha invadido a los hombres que conduce a la muerte, es como un grillete cada vez más duro que amenaza la vida humana, porque no se trata de la vida terrenal sino de la vida espiritual, la vida del alma del alma que está en peligro. Porque el deseo excesivo de materia encuentra satisfacción, como también la voluntad del hombre siempre determina en qué estado se encuentra el alma. La dura materia un día será su destino, por la que el hombre lucha tan ansiosamente.

No es comprensible para el hombre que el deseo de la materia, de las posesiones terrenales, significa un paso atrás, porque se esfuerza por algo que ya había superado hace mucho tiempo, lo que significaba un cautiverio para su alma, lo que se sentía como una atadura y, por lo tanto, una tormenta para el alma y cada salvación de ella, cada progreso en el estado limitado trajo un alivio para lo espiritual. Y ahora el hombre lucha por aquello de lo que escapó su alma, porque era un grillete.

Todo lo material terrenal solo sirve al cuerpo, pero al alma solo cuando es superado, cuando estimula el amor del hombre a la actividad, para dar, por deshacerse, por amor al prójimo. Entonces la materia también puede ser una bendición para la vida del alma, pero siempre tiene que ser un desasimiento de ella, sin ningún deseo de interés propio. Mientras se deseen bienes terrenales, el deseo de bienes espirituales es inexistente o solo en un grado muy pequeño, pero el alma no puede llevar nada terrenal al reino espiritual, pero bien bienes espirituales, que solo le preparan un estado de felicidad.

Si los hombres solo considerasen que el día siguiente puede terminar con la vida terrenal y, por lo tanto, deberían tomar precauciones para la permanencia en el reino espiritual.... si considerasen que todas las propiedades terrenales no valen nada para ellos, y lo que va a seguir viviendo en el reino espiritual pasará allá en gran pobreza, de la cual el hombre mismo en la tierra fue el responsable, que podría haber evitado fácilmente al recoger tesoros espirituales en la tierra.... si quisiera considerar que la vida terrenal, incluso si dura mucho tiempo, es solo un momento, medido por la eternidad, pero que el alma tiene que sufrir lo que el hombre desaprovechó en la tierra.... pero solo puede ser avisado una y otra vez al ralentí de su vida, solo se le puede recordar una y otra vez que piense en el futuro y no desperdicie toda su energía vital terrenal en bienes que son y siguen siendo completamente inútiles.

Él dispone del libre albedrio y del entendimiento humano y, por lo tanto, solo puede ser instruido, pero no obligado de pasar la vida de tal manera que el alma sane y entre en el reino espiritual lleno de fuerza....

Es por eso que a los hombres se les quitará una y otra vez lo que desean tan ardientemente en la tierra, se les mostrará una y otra vez la fugacidad de los bienes terrenales, y bienaventurados, quienes reconocen que su propósito de la vida terrenal es diferente que la búsqueda de bienes terrenales, bienaventurados, quienes reflejan y acumulan tesoros espirituales, benditos que actúan y obran por la salvación del alma, porque serán ricos y felices en el reino espiritual y ahora pueden crear y actuar porque su riqueza es imperecedera....

Amén

Traducido por: Meinhard Füssel

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos