3781 Dios como guía y acompañador constante...

26 de mayo de 1946: Libro 48

Elegidme como vuestro constante acompañador y guía y seréis guiados correctamente. Alcanzarás la meta que Yo os he marcado para que llegáis a ser felices. Realmente no conozco otro objetivo que el de saber que sois bendecidos y, por lo tanto, no podéis ir Conmigo de otro modo que el de la dicha eterna. Pero vuestra voluntad debe subordinarse a Mí, tenéis que dejaros tirar de Mí y no alejaros de Mí por vuestra propia voluntad equivocada en un camino que os parece más llano, pero os lleva por mal camino.

Si Me elegís como vuestro guía y acompañador, entonces podéis dejaros completamente despreocupados a Mí, solo tenéis que expresarme vuestra voluntad a través de la oración intima de confiaros a Mi guía. Porque en contra de vuestra voluntad no os echo mano... Y por eso vuestro estilo de vida también debe corresponder a Mi voluntad, porque también Me da prueba de vuestra voluntad correctamente dirigida, que no solo debe permanecer voluntad, sino que debe ser puesto en práctica. No os exijo un gran sacrificio cuando exijo el cumplimiento de mi voluntad, porque esto último solo significa una inserción en Mi orden desde la eternidad.

Y la ley de Mi orden eterno realmente no es tan difícil de cumplir, porque corresponde al estado original de los seres, que partieron de Mí. solo entonces se vuelve difícil para vosotros si todavía estáis muy alejados de este estado original debido a vuestra propia voluntad. Pero entonces tenéis que hacer un esfuerzo para alcanzarlo de nuevo y pedirme ayuda... Entonces si tendréis que llevar una lucha con vosotros mismos, pero siempre tenéis que tomaros Mi voluntad, mi mandamiento de amor como pauta, tenéis que querer seriamente, y también podréis hacerlo, porque bendigo cada voluntad seria y doy a la gente la fuerza para llevarlo a cabo...

Y la subordinación a Mi voluntad es la garantía más segura de que Yo también asumo el liderazgo, que os guio por todos los caminos y os conduzco hacia la meta correcta. Y entonces no Me ofrezcáis ninguna resistencia, no miréis las tentaciones del mundo, es decir, no deseéis caminar por los caminos laterales, que os parecen más cómodos y atractivos, sino que siempre seguidme con la cara apartada del mundo, porque la meta será para vosotros incomparablemente más gloriosa, y el mundo nunca podrá ofreceros lo que Yo os ofrezco cuando hayáis llegado al final del camino bajo Mi guía. No retrocedáis ante los baches, ante los obstáculos que parecen insuperables... bajo Mi guía todo camino es transitable, bajo Mi guía no hay obstáculo que no sea insuperable.

Pero no creáis que podéis recorrer el camino sin Mi ayuda... porque vuestra fuerza es demasiado débil igual como vuestra voluntad, y solo Yo puedo aumentar vuestra fuerza, tomaros de la mano y guiaros con seguridad... Y por eso, confiaos en Mí, renunciad a vuestra propia voluntad y recorred el camino sin preocupación alguna de volveros locos. Porque quiero llevaros a la casa de Mi Padre, quiero traer a mis hijos de regreso y prepararles una viviendo en el reino espiritual... Pero solo un camino lleva allí, y todos debéis caminar por este camino si queréis alcanzar vuestra meta... Pero Yo quiero ser vuestro guía constantemente, porque quiero haceros feliz, porque Yo os amo desde el principio y os amaré hasta toda la eternidad...

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos