3636 El enlace del amor.... La unión con Dios....

25 de diciembre de 1945: Libro 46

Un enlace irrompible se envuelve en alrededor de Dios y el ser que intenta seguirle por amor. Inseparable se queda ahora unido con Dios, acercándose cada vez más y constantemente, es capturado por Él y se funde con Él por la bendición en amor eterno si se ha perfeccionado. Esa unión es la meta de todos los seres que salieron hace mucho de Su fuerza. Dios es el centro de la fuerza de la eternidad de lo cual todo salió y al que todo volverá según el orden divino. Solo cuando un ser ha vuelto a Dios, es bendito, está perfecto, iluminado por la fuerza y la luz y a continuación puede trabajar y crear. Nunca jamás este estado va a someterse a un cambio, en el sentido que la felicidad del ser se va disminuyendo, sino va aumentando, porque la perfección no tiene fin, porque Dios como el ser más perfecto siempre se tiene que anhelar. Fundido con la deidad eterna significa la participación en la obra de la creación, significa tener un guión y el cuidado del ser que se esconde en esa creación; significa una tarea redentor en los seres inmaduros, significa bendición y conexión armónica de seres maduros del mismo nivel y las revelaciones de gloria impensable que seres inmaduros no pueden ver. Es la vida eterna.... ningún estado de flaquear o la oscuridad, sino sólo actuaciones en la luz y la plenitud de fuerza impensable. Es la vida eterna, la cual ha prometido Jesucristo a aquellos que creen en Él y que guardan bien Sus mandamientos y que aseguran con sus cumplimientos ya la unión con Dios en tierra, el enlace que junta cada vez más estrecho el alma con Dios hasta que se haya unido por completo con el amor eterno. Y entonces el hombre tiene que pasar sin remedio primero por la creencia en Jesucristo como salvador del mundo, porque sino se puede establecer la unión con el Dios eterno, porque la separación del ser por su imperfección es demasiado grande y no se puede disminuir por el mismo ser, porque la distancia con Dios significa a la vez un estado de debilidad. Pero la fuerza para el hombre ganó Jesucristo por Su muerte en la cruz.... Por eso se había bajado a la tierra para salvar a los hombres de su voluntad débil y fuerza y para enseñarles el camino que lleva a la unión con Dios ya en tierra. Pero sin la creencia en Él y Su obra de salvación, el hombre no podrá superar nunca la debilidad de fuerza y voluntad, no puede moverse hacia lo alto, porque el adversario le retiene para impedir su vida eterna. Pero aquel que cree en Jesucristo va a ser bendito, le va a cumplir a sus mandamientos, intenta realizar una vida en amor y recibirá por esto fuerza para establecer la unión con Dios y Dios nunca jamás le dejará caer otra vez.... Establece el enlace del amor alrededor suyo y no permite que se suelte, sino que se ate cada vez más alrededor de aquellos que intentan llegar a Él, hasta que estén unidos inseparablemente con Él....

amén

Traducido por: Bea Gato

Este comunicación se menciona en el siguiente folleto temático:
Folleto temático Título Descargas
157 El evangelio del amor ePub   PDF   Kindle  

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos