0953 Libertad del Espíritu..... Sueño..... Reino espiritual..... Materia.....

8 de junio de 1939: Libro 18

El espíritu del hombre como tal es familiar con toda la creación y, por lo tanto, puede apresurarse por el universo sin obstáculos, no hay espacio ni tiempo establecido como límite para él, es capaz de tomar una estancia en cualquier lugar y el cualquier momento y, por lo tanto, puede alejarse de su capa exterior incluso en un sueño, ya que no requiere un espacio de tiempo para él para volver al cuerpo. El Espíritu proviene de Dios y, por lo tanto, está presente en todas partes al mismo tiempo, y el hombre puede, por lo tanto, estar atado al tiempo y al espacio, pero el Espíritu en él es libre..... él conoce, ve y oye todo, solo que no es perceptible para el hombre como tal mientras sea todavía demasiada materia y tenga poco sentido para la vida del Espíritu.

Y así, ahora también os resultará comprensible, que todo el conocimiento pueda ser transmitida al hombre a través de este Espíritu, que solo depende de la voluntad de aquel escucharlo. Y el hombre no puede aferrarse con asombro a un proceso que está enteramente en la esencia del asunto. La cobertura terrenal es solo una área temporal y extranjera..... pero, el Espíritu está en el reino de lo espiritual desde la eternidad. Entonces, incluso en el tiempo terrenal, dado que no hay un límite de movimiento establecido para él, debe permanecer principalmente allí..... y también debe ser su esfuerzo por describir el hogar real lo más detallado posible a la persona que es su caparazón en la tierra.....

Si la voluntad del hombre viene a su encuentro, es capaz de revelar secretos inesperados a este y se esfuerza en todos los sentidos para elevarlo al reino espiritual y apartarlo de la tierra. La más mínima voluntad del hombre es suficiente para que el Espíritu siga adelante, porque el vuelo a la cima hacia las esferas espirituales es muy bienvenido para él, si tan solo pudo atravesar la oscuridad espiritual de la persona y esta misma voluntad lo haya liberado..... Pero cuando el Espíritu está todavía completamente encadenado, cuando está encerrado en el caparazón humano y tiene que permanecer en este hasta que la persona, es decir, su voluntad, se haya vuelto activa por sí misma, de modo que es comprensible que la persona siempre se mueva mentalmente en la tierra. Nunca intentará el ascenso a la cima con sus pensamientos y, en consecuencia, no puede tener ningún otro conocimiento además de su sabiduría del mundo terrenal.

El propósito de la vida en la tierra es y sigue siendo el despertar del Espíritu divino en sí mismo, la liberación del mismo de los lazos de las tinieblas, que es la materia..... Porque solo la persona que comienza a superar la materia libera los grilletes del Espíritu al mismo tiempo. Y solo entonces el Espíritu puede lograr lo inesperado..... Porque solo ahora puede desarrollarse y el reino espiritual está abierto a él, y ahora también puede permitir que la gente eche un vistazo a este..... Él puede, por así decirlo, acercar el reino espiritual a las personas, aumentar el anhelo por este, de modo que la voluntad del hombre sea solo para el logro de la gloria espiritual.....

Lo que se revela al hombre en el sueño es a menudo una representación pictórica de la vida espiritual; y también en tales casos en que las advertencias deben transmitirse a las personas, indicaciones directas a cualquier acontecimiento. Pero el Espíritu siempre querrá expresarse a la persona, siempre querrá transmitir algo del reino espiritual a la conciencia de la persona para influir en sus pensamientos para que se vuelva más hacia lo espiritual. Es tan extremadamente importante de cuidarse de tales pensamientos y prestarles atención, pero el hombre en su pensamiento sobrio está más que feliz de rechazar todos esos pensamientos que le podrían distraer de su actividad terrenal.....

Así que prefiere perseguir lo que no es importante y descuida la cosa más importante en la vida y, en consecuencia, amordaza la chispa espiritual que duerme en él, hasta que reconoce la materia como completamente inútil y por su propia voluntad se esfuerza hacia arriba..... es decir, que le da la libertad al espíritu en sí mismo para elevarse en cualquier momento al reino de lo espiritual..... Entonces podrá sacar más y más, porque la verdad ilimitada puede llegar a él a través del Espíritu divino que se ha vuelto activo en él mismo.....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos