0915 Incredulidad.... Caos.... Angustia de la tierra.... Timonel....

15 de mayo de 1939: Libro 18

Ha llegado el momento en que todo se rebela contra Dios, hay un caos en la relación espiritual que pone en la sombra toda la falta de fe anterior; y ha llegado tan lejos que también esas personas niegan su fe quienes aún reconocían a su Creador, pero que, debido a una consideración incorrecta, ahora se someten a las leyes seculares, ya que esto parece darles una ventaja terrenal. Todavía se deja al libre albedrío del hombre decidir, y, por lo tanto, esas personas no pueden responsabilizar su actitud frente al Creador, pero también llegará el momento en que se verá obligado a renunciar su fe de uno que sirve al mundo, porque de lo contrario ya no existen posibilidades para él de cumplir con los requisitos terrenales.

Y por eso vuelvo a advertir que no Me entreguéis en aras del beneficio terrenal, porque ¿Quién os garantiza que podéis disfrutar del bien terrenal?.... ¿Y quién tiene el control de todo el destino de la humanidad, y quién también puede sacaros de la angustia terrenal?.... Sólo vuestra incredulidad puede lograrlo que os apartáis de Mí, porque ya no Me reconocéis, Me desconectáis por completo y estáis construyendo vuestra vida terrenal vosotros mismos. Y sin embargo, tendréis que experimentar que el creador del cielo y la tierra no se deja negar, sentiréis Su mano, y eso de una manera no muy agradable, para que no os olvidáis de Él, sino que despertáis del sueño espiritual.

El mundo quiere criar sirvientes del mamón, y siempre solo está ansioso por matar todo lo espiritual en el hombre, y esto tendrá efectos tan terribles cuando comienza la gran necesidad, porque entonces el hombre está completamente desamparado y abandonado, si no conoce al Uno para acudir en ayuda. Y todo se derrumbará debajo de él y alrededor de él, lo que hasta ahora ha sido un agarre y un apoyo para él.... El mundo terrenal temblará y no ofrecerá seguridad para la vida del individuo y solo aquel será fuerte y no sin ayuda, quien verdaderamente creyente mira al Padre del universo y Le confía su destino....

Conozco a Mis hijos y los protejo, y también quiero pensar en los débiles, que aún no subordinan plenamente su voluntad a los mandamientos terrenales.... Quiero fortalecer su voluntad para que en la última hora todavía reconocen a su verdadero Padre y Le dan el honor. Todavía hay un tiempo de gracia concedido y la angustia de la tierra os lo anunciará.... aprovechad esto y buscad refugio en el Padre Celestial, porque solo Él puede traeros ayuda en toda angustia; pero no lo ignoréis descuidadamente si unos fenómenos extraordinarios os hacen pensar.... Conectad todo con la angustia del tiempo, que solo vosotros, los humanos, habéis evocado a través de vuestra falta de fe.... No presumáis de crear vuestro propio sistema de creencias....

Solo os arruináis a vosotros mismos a través de esto y sentiréis el poder de Aquel, Que está por encima de vosotros. Y, por lo tanto, reconocéis hacia donde os estáis dirigiendo, y tratad de dirigir vuestro pequeño barco de la vida en el curso correcto.... Dejadme ser vuestro timonel y echad el ancla de la fe.... Dejaos llevar por el amor y poned todos vuestros manos vosotros mismos para que podáis llegar con seguridad a vuestro destino, el hogar eterno, y sentiros seguros en el puerto del amor divino....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos