0666 Capacidad y fuerza para luchar en la tierra..... Sin fuerza en el más allá.....

13 de noviembre de 1938: Libro 14

Mirad, vuestra vida en la tierra siempre está sujeta a las mismas adversidades contra las que tenéis que luchar. Habéis llevado la capacidad de luchar en el camino de la vida y ahora tendréis que trabajar para ganar fuerza en esta lucha si no queréis ser víctima de la fuerza contraria. El más mínimo agotamiento de vuestra voluntad y energía permite que el poder opuesto tome la delantera y vuestra lucha se vuelve más difícil..... Mientras que estáis cada vez menos expuestos cuanto más os probáis a vosotros mismos en contra de ellos. Así que dejaros servir de advertencia: prestad atención a los peligros que acechan a vuestro alrededor y luchad contra ellos..... Debéis estar en la lucha mientras camináis sobre la tierra, e incluso en el más allá esta lucha continua, si sois inferiores en la tierra.

Pero lo que es fácil para vosotros en la tierra será considerablemente más difícil para vosotros en el más allá. En la tierra se os da la fuerza para superar, pero a menudo os falta la voluntad para hacerlo, mientras que en el más allá podéis tener la voluntad pero os falta la fuerza y dependéis de la ayuda del amor. Un ser en el más allá no tiene la fuerza por sí mismo mientras no sea perfecto y un espíritu libre..... Y es por eso que la suerte de los del más allá es tan extremadamente difícil y dolorosa.

Y en la tierra está todo disponible para vosotros en gran medida, todo lo que queréis madurar espiritualmente lo podéis hacer con vuestras propias fuerzas..... En la tierra, el único factor decisivo es en qué medida vuestra voluntad está activa y en qué profundidad e intimidad establecéis la relación con el Padre..... Si hacéis ambas cosas exhaustivamente, el estado perfecto ya es seguro para vosotros en la tierra, porque entonces obtendréis todas vuestras fuerzas del Padre Mismo, y quien emprenda la lucha en la vida terrenal contra el enemigo de su alma puede estar seguro de la victoria. Su carrera en la tierra ha producido el éxito que debería ser el objetivo final de todo ser humano. Y si el verdadero significado de la vida se vuelve claro para vosotros al final de vuestros días, sabréis agradecer al Señor, Que os dejó madurar a través de siempre nuevas resistencias..... Entonces veis que la vida terrenal era solo un preescolar del espíritu, y reconocéis con ojos brillantes la gloria que es vuestra parte en la eternidad.....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos