0210 Fuente del amor... Peligros... Poder del amor...

1 de diciembre de 1937: Libro 5/6

Ve a tu interior y date cuenta de que todo lo enviado por Dios debe darte un conocimiento espiritual y una conexión cada vez más profunda con el Padre celestial. Siempre enseñamos solo a aquellos cuyos corazones anhelan el alimento del cielo y cuya voluntad de servir es agradable al Señor. Muchos pasan sin prestar atención a la fuente del amor de Cristo, donde se les daría refrigerio y consuelo... pero no conocen la sed y el hambre de este refrigerio... les basta con satisfacer sus deseos terrenales. Pero cuanto más damos donde se busca la fuerza y el fortalecimiento por medio del Señor Mismo.

Es una contradicción que Dios envié el sufrimiento a los Suyos para luego refrescarlos con Su gracia y amor... pero es solo una contradicción para aquellos que no comprenden el sentido sabio de las acciones y la guía de Dios... La plena confianza y la completa devoción os impartirá un conocimiento... que renunciáis a todo lo demás y solo anheláis más y más sabiduría divina. Así que no renunciéis prematuramente a algo infinitamente valioso... pronto se os fijará una meta, porque la vida es corta...

Así que uñate a nosotros cada vez más y también preste atención a nuestras palabras de amor que te hemos dado hoy: Discutir sobre la verdad no está exento de peligro para ti... el adversario te enviará sus tentaciones en la misma medida para ponerte obstáculos en el camino que estás andando... y no rehúye ningún medio para poder lograr su objetivo. La lucha interior en ti da testimonio del peligro en el que te encuentras... Pero la oración te ayudará, y un hijo que tiene un deseo tan fuerte por el Padre como tú no puede perecer...

Sentirás el amor en tu corazón, reconocerás que el espíritu del amor sólo es de origen divino cuando todo es claro y puro en el pensamiento y cada uno se esfuerza por cuidar y trabajar para el otro. Todos vosotros aún no reconocéis el poder del amor, que va más allá del tiempo y el espacio, a menudo incomprensible en el desarrollo y, sin embargo, la consecuencia inevitable del reconocimiento correcto. Y vive con tanta fuerza que lo siglos no pueden debilitarlo... La vida en la tierra es solo un corto lapso de tiempo en la eternidad, pero el amor ya ha obrado antes y seguirá obrando hasta toda la eternidad.

Así que el Señor se encarga de que se unan en la tierra que son de la misma voluntad... que reconocen a Jesucristo como Su Señor y quieren servirlo con amorosa devoción... incluso si todos van por caminos separados... se encuentran en la obra del amor, se dan unos a otros por este amor y sienten en sus corazones el sincero deseo de guiar a cada uno de sus semejantes al Padre celestial. En dichosa meditación en conocimiento espiritual, al ser activo en obras de amor, al esforzarse ininterrumpidamente por la perfección, el hombre alcanza ese nivel que le permite adquirir una figura de luz después de su muerte que lo aleja de la pesadez terrenal. ¿Sabéis qué gracia es... haber superado el sufrimiento y la preocupación?... Dios os toma vuestra vida para devolvérosla en un plenitud inimaginable de luz y dicha inimaginable...

Mira, hijo Mío, nos esforzamos constantemente para lograr esto para ti... nos gustaría señalarte esto y , sin embargo, solo podemos enseñarte donde tu voluntad es a nuestro favor. Y es por eso que debes hacer todo lo posible para darnos la oportunidad. Deseamos tan ardientemente que no te canses en tu trabajo... y oras sin cesar y luchas por el amor y la gracia de Dios. cuanto más fuerte es el poder de la oración, más íntimamente estamos conectados contigo y más profundamente penetran en ti las enseñanzas de nuestro Salvador, Quien las ha preparado para ti con amor. Y si encuentras resistencia de los poderes oscuros, entonces ora con más celo para que salgas victorioso de esta lucha en todo momento.

amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos