5945 La ayuda de Dios en los apuros terrenales....

30 de abril de 1954: Libro 64

No hay apuro tan grande que no pueda solucionarlo, y no hay enemigo más fuerte que Yo....

Por lo tanto, venid a Mi lado y luchad conmigo contra el que amenaza a destruiros, y no estéis voluble ni un minuto, que no dudéis de Mí, que os ayudo. Porque quien quiere ir solo conmigo, para aquel soy y sigo siendo un salvador de todos los apuros. Lo que sea que os también oprima.... ya sea mental o terrenal .... venid a Mí y no intentéis manejar nada por vosotros mismos, porque en vuestra debilidad no podéis hacer nada por vuestra cuenta, pero pronto desesperáis y os metéis en apuros cada vez más grandes....

Pero volveos inmediatamente a Mí, sin ocuparos primero de la inquietante preocupación, entonces ya estáis librados de esta preocupación, por lo que Me confiáis con plena fe, os lo solucionaré por vosotros, y de verdad de tal manera, que reconoceréis mi apoyo obviamente.

Pero, ¿qué significa “creer plenamente”? Si, que venís a Mí, pero sobre todo solo con el corazón preguntando y temeroso.... No venís a Mí con la confianza de pedir algo a vuestro Padre que no os va a rechazar nada. Cuanto más confiados estéis, menos dudas tendréis en Mi voluntad de ayuda y Mi poder, y más segura será Mi ayuda, porque quiero vuestra fe, porque una fe fuerte también demuestra la unión conmigo y luego se ha alcanzado el propósito de cada apuro, que ponéis una unión conmigo en toda intimidad.

Llamadme en los apuros, venid al Padre como los hijos y presentadle todos vuestros apuros, y luego esperad la ayuda que seguramente os llegará si solo creéis....

Amen

Traducido por: Meinhard Füssel

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos