5622 El don de amor de Dios.... Libre albedrío.... Misericordia....

11 de marzo de 1953: Libro 62

No quiero que avergoncéis y por eso sigo interponiéndome en vuestro camino con Mi amor y gracia.... Pero no prestáis atención a lo que os ofrezco y no sabéis lo que estáis perdiendo. Pero un día lo recordaréis y lamentaréis amargamente haber rechazado lo que pudo haberos hecho felices para siempre. Porque lo que ahora podéis recibir en exceso, lo que Mi amor quisiera daros desmedido, un día lo prescindiréis, y solo se os podrá dar de forma limitada si se os tramite a través de seres amorosos. Pero vosotros mismos no poseéis ninguna fuerza porque no habéis adquirido ninguna fuerza en la tierra. el arrepentimiento será doloroso cuando os dais cuenta de lo que habéis rechazado....

Pero no puedo obligaros a aceptar Mi don de amor, solo puedo enviaros Mis mensajeros una y otra vez, para que os sacuden de vuestro sueño de muerte, que guarda vuestra alma, aunque aún viváis en la tierra. Pero pronto vuestra vida terrenal también llegará a su fin, y entonces cada uno recibirá la recompensa. Pero no quiero dejar nada sin probar, y donde Mi amor no puede hacer nada, tengo que usar medios que sean más efectivos.... una necesidad, que aún puede inducir a algunas personas a recordarme, a pedirme ayuda.... una necesidad que las personas no pueden evitar, que muestra claramente un poder superior y de la cual las personas están, por lo tanto, a merced de la misericordia y la desgracia.

Donde el rescate ya no parece posible, todavía quiero intervenir de manera salvadora, así que Me llaman para pedir ayuda, para que la gente aprenda en un Dios de amor y misericordia, para que de ahora en adelante Me recuerden y den testimonio de Mí y ganar gente para Mí de nuevo antes del final. Ofrezco todas las posibilidades de rescate para ayudar a algunas personas a la vida, pero pronto se acaba el tiempo, que os concedí a vosotros los humanos, y pronto también se acabará el tiempo de gracia, en el que os cortejo enamorado.... Entonces el amor pasa a un segundo plano y la justicia ocupa su lugar, luego tengo juzgar lo que no se dejó salvar.... porque entonces el tiempo se cumple....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos