5423 Repatriación legal.... Paso por la tierra....

28 de junio de 1952: Libro 60

El caminar por la vida terrenal con el propósito del desarrollo ascendente de lo espiritual es la única posibilidad de que vuelva a entrar en el estado original, al que una vez abandonó voluntariamente. Por eso este camino debe ser recorrido por todos los seres, porque un regreso repentino a Dios no es posible, pero que todo tiene que volver a Dios para poder cumplir con la determinación original de obrar como un ser divino con Él en fuerza y luz.

La voluntad del ser una vez le robó su fuerza y su luz, y salió del orden divino, que se basaba en la perfección del ser. Este orden divino debe ser reconocido nuevamente por el ser, y es por eso que primero debe adaptarse en el estado de la voluntad atada y finalmente en el libre albedrío para recuperar la perfección perdida y en la voluntad divina usar la fuerza que ahora está disponible para él nuevamente. El paso por la vida terrenal es, por tanto, un retorno al orden, que también tiene lugar en la voluntad atada, pero que puede fracasar en el estado del libre albedrío.... que el ser entonces vuelve conscientemente contra el orden divino, es decir, que vuelva a caer donde debería ascender..

Entonces la vida en la tierra es sumamente significativa como ser humano, porque en ella se decide si se vuelve a alcanzar la perfección anterior o si el ser pierde de nuevo el grado de madurez alcanzado en el estado del libre albedrío.... el ser mismo decide como humano de su suerte en la eternidad, o más bien, pospone el estado de perfección, la divinización de su alma nuevamente para la eternidad y, por lo tanto, también seguirá siendo infeliz por la eternidad, porque no hay bienaventuranza sin perfección.

La vida terrenal, por lo tanto, es la última oportunidad por un tiempo infinitamente largo, porque aunque Dios tampoco abandona esta alma y finalmente también se otorgará su máxima felicidad.... el ser debe pasar la eternidad en un estado de tormento, de falta de luz y fuerza, porque Dios no puede actuar contra la ley del orden eterno y, por lo tanto, tampoco puede suministrar luz y fuerza al ser que no encaja en su orden divino....

Si vosotros los humanos ahora miráis vuestra vida terrenal desde este lado entonces os daréis cuenta de la gran responsabilidad que tenéis por vuestra alma, por lo espiritual que debe esforzarse para su perfección.... Todas las posibilidades están disponibles para vosotros, vosotros podéis lograr el objetivo en la tierra.... pero no sin vuestra propia voluntad, porque fue este que se alejó de Dios, y por lo tanto, también debe esforzarse nuevamente hacia Dios para restaurar el orden que el ser volcó una vez, que comprensiblemente también tuvo un efecto en sí mismo como un estado desafortunado que de ninguna manera es querido por Dios y, por lo tanto, debe ser abolido.

La consecuencia de esto es que a vosotros los humanos, os falta todo reconocimiento al respecto, porque el reconocimiento es luz y esta la habéis abandonado voluntariamente. Pero podéis volver a llegar a la luz si os esforzáis por conseguirla. Ya el deseo de obtener conocimiento del significado y propósito de vuestra vida terrenal también os lleva al conocimiento. Pero entonces también debéis hacer todo lo que reconocéis como querido por Dios, lo que corresponde a Su orden eterno. Entonces os esforzáis conscientemente por la perfección, entonces vuestro paso por la tierra será recorrido con éxito, porque entonces también os subordináis al orden divino en libre albedrío y os acercaréis al estado original.... Os esforzáis voluntariamente por Dios y por lo tanto, regresáis a Aquel de Quien una vez partisteis.... Regresáis a la casa de vuestro Padre, donde se os esperará y recibirá lleno de amor, para a partir de ahora ya no alejarse más de Aquel, Quien os ama y que quiere preparaos felicidades sin fin....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos