5416 El amor y la paciencia de Dios.... Mediador....

20 de junio de 1952: Libro 60

Con incansable amor y paciencia tengo que brindaros Mi ayuda a vosotros, los hombres, porque la necesitáis necesariamente, porque estáis completamente entregados a Mi oponente sin mi ayuda, que solo persigue un objetivo, arrastraros hacia la oscuridad. Y tengo piedad con vuestra miseria, de vuestra ignorancia y de vuestra impotencia para resistirlo, y por eso estoy constantemente tratando de transmitiros conocimiento y fuerza, para que seáis conscientes del peligro en el que vivís. Y por eso busco constantemente mediadores, personas a las que puedo dirigir la fuerza de Mí Mismo y que luego ellas se la transmiten a los semejantes que la necesitan con urgencia; estoy buscando personas que por su propia voluntad establezcan una conexión con el reino, que le pueda dar fuerza.... Estoy buscando personas que reciben luz y fuerza de Mi mano.... Mi Palabra, que les transmite luz y fuerza.

Vosotros los humanos estáis muertos mientras no tengáis lo que os da la vida.... Pero Yo quiero que viváis, Yo quiero que estéis activos continuamente y que encontréis vuestra felicidad en esta actividad. Es por eso que también tenéis que recibir fuerza continuamente, y como solo podéis obtener esta fuerza de Mí, tenéis que conectaros Conmigo que os asegura el suministro de energía. Pero vosotros no Me buscáis, sino que huyáis de Mí, no os dejáis dar por Mí, sino que rechazáis Mis dones de amor....

No reconocéis la angustia en la que os encontráis, y camináis allí como un cadáver viviente, por así decirlo, porque valoráis vuestra vida terrenal como “vida” y, sin embargo, estáis muertos en espíritu. Y todos vosotros no sabéis cuánto tiempo todavía se os concede la vida terrenal, y todos vosotros no sabéis que solo tenéis de un corto espacio de tiempo, y a pesar de todo no hacéis nada para aseguraros una vida eterna, no hacéis nada para ganar fuerza para dar vida al espíritu dentro de vosotros....

Pero mi amor os sigue, y hasta el último minuto de vuestra vida os mando Mis mensajeros, hasta el último minuto de vuestra vida os extiendo Mi mano, busco agarraros y siempre estoy dispuesto a atraeros hacia Mi corazón, pero solo puedo atraeros y llamaros, pero no puedo obligaros.... Vosotros mismos tenéis que venir a Mí, y de verdad os lo pongo fácil que siempre os extiendo la mano, que siempre estoy cerca de vosotros, que yo os hablo a través de la boca de Mis mensajeros y os indico al fin inminente, a vuestra responsabilidad y vuestro destino en la eternidad....

Verdaderamente permito que se la gracia por la justica, os apartasteis de Mí y Yo os colmo de gracia sin medida.... Solo teníais que querer, y podríais ser indescriptiblemente felices. Yo quiero vuestra felicidad porque os amo, pero no puedo prepararos una suerte bendecida en contra de vuestra voluntad. Y así pasará el tiempo, y vuestro final será correspondiendo a vuestra voluntad.... Dejados advertir y llamadme antes de que sea demasiado tarde.... No os dejaré sin ayuda, pero estoy esperando vuestra llamada....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos