5318 La penuria de las almas en el más allá.... el ruego - el cambio de la voluntad....

16 de febrero de 1952: Libro 59

La penuria de las almas en el más allá es exorbitante, porque su estado es a menudo inaguantable, porque a su alrededor hay una oscuridad y no encuentran salida. Cuanto más sufre un alma, más habrá la posibilidad que reconsidera y piensa sobre su culpa y busca ayuda y entonces persigue cualquier rayo de luz de lo cual se espera salvación. Entonces puede ser acercado a la luz cuando desea salir de la oscuridad. Antes no hubiera sido capaz de entender lo enseñado, porque estuviera tan cerrado durante el aviso, que cada esfuerzo de amor sería en vano. La voluntad de cada ser puede ser detectado por los seres luminosos y según su estado les guían a la luz a esos almas pobres, si lo anhelan, porque esos almas si se encuentran capaces en lo que se puede traerles la ayuda, porque tiene la voluntad de aceptar ayuda, y también piden por ella.... Y entonces la obra de salvación puede comenzar en aquellas almas, aunque vengan de las profundidades.... Entonces la gracia y el amor de Jesús también ha llegado a algunos almas en profundidad y traerles ahora la salvación es una tarea extremadamente bondadosa y para esa tarea los hombres pueden contribuir mucho por ruegos conscientes y pensamientos de enseñanza por los que os pidan ayuda. Las almas en el más allá saben, que los hombres en tierra tienen fuerzas de vida que es muy ineficiente y lo buscan en otros hombres para obtenerla de ellos. No saben de qué forma recibirán la fuerza, pero piden a los hombres lo que les hace falta, lo que no tienen, pero lo sienten en los hombres. Su penuria más grande les trae a hombres en la tierra, aunque tengan muy poca memoria en el conocimiento que obtenían en la tierra. Por eso la enseñanza de aquellas almas no es fácil, porque hay que contar con la capacidad muy reducida de pensar y según su culpa y grado de madurez les falta el conocimiento. A pesar de eso están hambrientos por aclaración , y son auditores pacientes cuando se les da explicación. Existe una gran penuria en el más allá que se puede suavizar por los hombres, cuando estéis preparados de ayudarles, si esos almas os dan pena y activan vuestro sentido de ayuda. Porque los pensamientos amorosos de vosotros los sienten como un soporte de fuerza y nunca dejarán a un hombre que les ayuda en este sentido, que piensa con amor en ellos y que ruega por la ayuda de Jesús Cristo para esos pobres almas. El salvador divino siempre está preparado para ayudar a las almas de las profundidades, pero el orden de amor no se puede evitar y mientras el alma no puede sentir amor, solo Él tiene que tomarlo como suficiente con el ruego amoroso y lo adapta como realizado por el alma mismo.... Y encontrarán salvación por Su amor y Su gracia.... Infinitamente los hombres pueden contribuir a salvar almas de la oscuridad.... Todos lo piden y cuando lo pidan, cuando se os metan en los pensamientos, sabed, que podéis prestarles ayuda, que ya han llegado al estado en el que quieren ayuda y ahora el esfuerzo amoroso del hombre ya no es en vano.... Ayudarles, salvarles de la pena y contribuid vuestra parte para la salvación de las almas que en tierra han perdido la ocasión de trabajar en su perfección y que en el más allá se encuentran ahora en penuria más grande y que el amor de los hombres les puede ayudar....

Amén

Traducido por: Bea Gato

Este comunicación se menciona en el siguiente folleto temático:
Folleto temático Título Descargas
142 ¿De dónde vengo? ¿Cual es mi tarea en tierra? ¿A dónde voy? ePub   PDF   Kindle  

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación
Escuchar
descargar como MP3
Vista de impresión
 Manuscritos