3596 Dios es la Palabra.... Presencia de Dios.... Diferentes maneras de entregar la Palabra....

7 de noviembre de 1945: Libro 46

Y por eso estoy en la Palabra entre vosotros como lo prometí. No os dejaré solos, y también deberíais sentir Mi presencia, y así Me acerco a vosotros en la Palabra porque la Palabra soy Yo Mismo y quien tiene Mi Palabra también puede hablar de Mi presencia y sentirse seguro a Mi lado.

Yo Mismo soy un Espíritu, que no está vinculado a una forma material, sino que es fuerza y luz en la máxima potencia, y que tiene que ser abordado como una unidad de ser a través de Su voluntad y capacidad de pensamiento, que obra en el amor y la sabiduría y por lo tanto deja irradiar luz y fuerza al infinito.

Y Mi amor da una forma a la fuerza y a la luz, para que vosotros, los humanos, lo interiorizáis, que aún no sois lo suficientemente maduros para recibir luz y fuerza en su sustancia original.... Y esta forma es Mi Palabra que os transmito para que alcancéis la madurez....

Un espíritu, que es luz y fuerza en sí mismo solo puede estar presente en forma de fuerza y luz y, por lo tanto, Mi Palabra, la irradiación de Mi Misma, tiene que contener luz y fuerza y esto caracteriza Mi cercanía. Y por eso os he prometido de estar con vosotros hasta el fin del mundo.... por lo que Mi espíritu siempre está con vosotros que queréis recibir luz y fuerza.... en que constantemente recabéis Mi Palabra, saliendo directamente de Mi para anunciaros Mi presencia.

Estoy con vosotros.... y si no estoy visiblemente con vosotros, todavía tenéis una prueba de Mi presencia en vuestras manos, si Me reconocéis en la Palabra. Porque Yo Mismo soy la Palabra.... y la recibáis continuamente como Me deseéis a Mí y a Mi cercanía. Entonces, quien Me reconozca en la Palabra, también estará profundamente feliz por Mi cercanía, y cualquier duda, cualquier ansiedad y preocupación desaparecerán de él porque sabe Quien está a su lado y Quien le ayudará en cada necesidad del cuerpo y el alma.

Por lo tanto, Mi voluntad es donando fuerza y bendición, porque quien quiera Mi Palabra abre la puerta de su corazón a través de la cual ahora puedo entrar para establecerme con él. Y no le dejaré para siempre si su voluntad es una vez Mia y Me ha reconocido en la Palabra. Porque la Palabra es la forma a través de la cual Me expreso, a través de la cual el espíritu más perfecto de la eternidad se anuncia a los seres imperfectos para llevarlos a la perfección.... Estoy cerca de vosotros....

Entonces, porque vosotros seguéis dudando o teniendo miedo que tenéis Mi Palabra, que la recibáis directamente o la escucháis a través de la boca del destinario.... Estoy con todos vosotros, porque al pedir Mi palabra vosotros demostráis vuestro amor por Mi....

(07.04.1945) Y déjame deciros eso, que solo el influjo de Mi Palabra os da la prueba segura de que Yo Mismo estoy con vosotros. Quien no desea oírme no pide Mi cercanía, su corazón no me anhela, porque este deseo llevaría la expresión de Mi amor a una prueba de la presencia. El deseo de Mi palabra puede ser de varios tipos.... El hombre puede querer ser consolado y fortalecido por el estímulo espiritual, puede querer enriquecer su conocimiento en el campo espiritual, también puede agradecerme con gratitud y quiere expresarme esto y por lo tanto desea Mi cercanía, puede querer mantener un diálogo íntimo Conmigo y captar Mi Palabra en los pensamientos.... Sin embargo, su mente siempre debe estar dirigida espiritualmente, entonces también se Me encontrará, su llamado Me atraerá hacia Mí y, a través de Mi Palabra, Me daré a conocer, porque de lo contrario el hombre no podría soportar Mi cercanía....

Y Mi Palabra también le llegará de diferentes maneras.... A través de la obra directa del espíritu en él, que es capaz de escuchar Mi Voz por sí mismo.... A través de la mediación de un receptor directo que le proclama Mi Palabra en Mi nombre, o mediante una transferencia mental de conocimiento del reino espiritual.... A través de la lectura de Mi palabra dirigida a la tierra.... A través de una conversación espiritual con los semejantes.... Siempre cuidaré de un corazón anhelante, siempre estaré con aquellos que quieran escucharme, porque Yo Mismo soy La Palabra y, por lo tanto, Yo Mismo estoy entre los hombres, si escuchan Mi Palabra con la voluntad seria de dejarme hablar con ellos.

Entonces les ofrezco el pan del cielo, Mi carne y Mi sangre ... y si ellos comen y beben a Mí Mismo, también tienen que estar íntimamente conectados Conmigo.... Si aceptan Mi Palabra en la profunda creencia de que Yo Mismo soy La Palabra, Me llevan a sus corazones y constantemente les haré feliz con Mi presencia.... Porque os di la promesa de estar con vosotros hasta el fin del mundo, y Mi promesa se cumple en la Palabra, porque Mi Palabra es Verdad y permanecerá para siempre....

Amén

Traducido por: Pilar Coors

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos