0911 “Mi reino ha venido de arriba“....

13 de mayo de 1939: Libro 18

Y Mi reino ha venido de arriba.... Y la humanidad no lo cree. Ella cree que sabe y, sin embargo, permanece en la más profunda oscuridad del espíritu, y todo intento de despertarla del sueño fracasa, porque la noche de la muerte abraza el alma y el día con su luz no es deseado.... Y todo apunta a la época de la que mencioné en la tierra.

Y entonces escuchad: todos vosotros que creéis estar caminando en el Espíritu del Señor, prestad atención a lo que está sucediendo en el mundo.... no os preocupáis por vuestro bienestar temporal, sino pensad en el tiempo infinitamente largo en la eternidad que traerá sufrimientos amargos a aquellos que no Me encontraron en la tierra. Por lo tanto, tomad todo sobre vosotros mismos lo que el mundo quiere haceros, si solo así podéis ayudar a los muchos que yerran. No dejad a los que yerran a su suerte, sino buscad traerles ayuda, porque si camináis en amor por Mí, estos intentos serán bendecidos, pero debéis asumir de buena gana el sufrimiento de la tierra y soportarlo por Mí, vuestro Salvador y Redentor. Porque la tierra será una sola fuente de fuego, porque en todas partes se busca desprenderse de Mí y en las posesiones terrenales se encuentra compensación plena por lo que se da. El tiempo precioso en la tierra pasa desaprovechado por la gente y solo traerá la completa apostasía de Dios, hacia Quien, sin embargo, deberían esforzarse....

El sol con sus rayos no puede atravesar la frialdad del corazón, y un día el estado será doloroso sin los rayos calientes del sol, porque quien permanece en la noche se aparta de los efectos beneficiosos del divino sol de gracia; el sufrimiento de la tierra debería ser una advertencia para vosotros, debería anunciaros que todavía estáis caminando en la oscuridad; debería ser Mi amorosa advertencia para vosotros para que os alejéis de vuestra forma de vida anterior y aún desear la luz en la tierra. Y en todos los acontecimientos mundiales reconoced la obra divina, que quiere llamar vuestra atención hacia el fin que se acerca de este tiempo, hacia la inminente purificación de todo lo espiritual, y así pedid conscientemente a Dios, tu Creador y Redentor para que no caéis en las tinieblas.... Porque los sufrimientos en la tierra son de corta duración, pero los tormentos en la otra vida son infinitos....

El reino de Dios ha descendido y está fuera de este mundo. No se aplica a vuestro cuerpo, sino solo a vuestra alma, por lo que también debéis captarlo con el alma y no preguntar hasta qué punto también es beneficioso para vuestro cuerpo terrenal. Nada quedará, lo que os da alegría en los bienes terrenales en este momento, pero por otro lado el reino de Dios será imperecedero, y bueno para quien lo reciba cuando lo viene a él. Mí reino no es de este mundo, y por lo tanto, tampoco puede ser captado con los ojos terrenales, pero es posible que lo captáis con el espíritu, y espiritualmente también percibiréis la bienaventuranza y reconoceréis la verdad de todo lo que os he revelado en el tiempo de Mi caminar por la tierra....

La tremenda necesidad en la tierra Me ha movido a cuidarme de nuevo a los hijos de los hombres con todo amor y misericordia para acercarles Mi reine de nuevo, pero el poder del adversario ha avivado con tanta fuerza la voluntad de rechazo y la voluntad del hombre no le ofrece ninguna resistencia y se encuentra en un gran peligro.... Y aquellos que reconocen esto deben trabajar para Mí y buscar constantemente traer luz a aquellos que todavía andan en la más profunda oscuridad de la noche. Ellos no harán nada sin Mi apoyo. Esta seguridad Mía debe ser un consuelo para ellos y al mismo tiempo un incentivo para trabajar cada vez más activamente por Mí, porque son Mis hijos por los que temo y a los que anhelo con todo amor....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book


  Más descargas

Este Comunicación
Escuchar
descargar como MP3
Vista de impresión