0659 El sufrimiento como bendición.... "Padre, hágase tu voluntad...."

9 de noviembre de 1938: Libro 14

Obedece a la voz de tu interior que siempre te amonestará para que actúes correctamente, y ten en cuenta que el Padre ciertamente le da a su hijo las instrucciones correctas si tan sólo las quiere escuchar. Pues lo mas probable es que la ejecución prevista de la obra ya no pueda llevarse a cabo, pero igualmente tendrás a tu disposición, en otra forma, todos los medios, y por lo tanto no debes preocuparte por obstáculos que el Señor siempre puede volver a eliminar si es propicio para la obra que Él quiere. Y ahora inclínate hacia nosotros y recibe nuestras enseñanzas:

¿Qué puede pasarle a los humanos si el Señor mantiene su mano protectora sobre ustedes? Él evitará que sufran daños en cuerpo y alma, les guiará según su voluntad, y todo lo que se les imponga para que lo superen sólo servirá para el avance de sus almas. Por lo tanto, no tengan miedo y entréguense con confianza a la guía del Padre celestial. Todo en la tierra tiene su propósito; el hombre no conoce los planes de la Deidad eterna y, por tanto, no puede reconocer fácilmente lo bien y sabiamente que todo está dispuesto para bendición de las personas. Su dureza, que las personas suelen percibir como cruel, es sólo un medio aplicado con amor para poder ofrecerles un día cosas incomparablemente bellas. Y como ustedes no quieren voluntariamente hacerse dignos de esas cosas, el Señor les quiere guiar mediante penas y sufrimientos por un camino que les hace accesibles esas glorias.

Un día lo reconocerás y agradecerás al Padre de todo corazón cada reprimenda en la vida terrenal. La gracia de Dios fluye constantemente hacia las personas terrestres, e incluso el sufrimiento es una gracia.... cosa que sigue siendo incomprensible para ustedes, los humanos. Pero si se entregan llenos de confianza al Señor, pronto sentirán la bendición del sufrimiento, se darán cuenta de lo indeciblemente amorosa que es la mano del Padre que os guía, puesto que incluso en la vida terrenal las consecuencias de ese sufrimiento tendrán un efecto favorable para ustedes, mientras que la vida de sus almas se beneficiará incomparablemente. Y así afronten cada misión del Padre con la máxima devoción, teniendo en cuenta que no caerá ni un pajarito del techo sin Su voluntad y que todo lo que les envía es sólo una expresión de Su amor y misericordia, que sólo captarán en toda su magnitud cuando estén completos. Porque hoy todavía carecen de la capacidad de juzgar lo que les beneficia o perjudica, sólo tienen que ofrecer fielmente sus voluntades al Padre del cielo y en todo sufrimiento y aflicción rezarle de todo corazón.... "Padre, hágase tu voluntad...." Entonces, también siempre serán reconfortados....

Amén

Traducido por: J. Grundinger

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos

Translations