0646 Gente sin sufrimiento.... Sufrimiento es amor....

30 de octubre de 1938: Libro 14

Y siempre debéis escuchar Mi voz, la cual lleváis en vuestro corazón como un deseo. Mira, hijo Mío, tu caminar en la vida es una lucha constante y debe permanecer así hasta el final de tu vida, porque la fuerza de la voluntad permanece intacta, y si ya encontraras el cumplimiento de tus peticiones en la tierra, dejarías aflojar en el esfuerzo por llegar a Mí, y en esto siempre buscas y encuentras la explicación para las horas y los días que agobian tu mente. Sin embargo, Mi amor está cerca de ti y evita que sufras daños en tu alma.

El estado de satisfacción constante en la tierra es extremadamente peligroso para el alma.... Y Mi amor quiere evitar este peligro de ti y educarte para una actividad espiritual cada vez más activa y aumentar tu deseo por Mí, porque esta es la verdadera fuerza impulsora, para el trabajo espiritual en uno mismo.... Y Yo siempre estoy cerca de vosotros, pero muchas veces no Me reconocéis y me buscáis y no escucháis hacia adentro, donde Me dirijo a ti amorosamente.... solo tened perseverancia y no dejéis que vuestro deseo por Mí se debilita, así que Me apoderé completamente de vosotros y un día os daré la paz más dichosa cuando hayáis luchado victoriosamente la lucha de la vida. Y ahora déjame hablarle a tu corazón así:

El gozo imperturbable de la vida no fue otorgado a ningún mortal.... Esta palabra que se usa con frecuencia te dice brevemente el estado de sufrimiento en la tierra, y quien tiene muchos gozos en la vida terrenal realmente no es dado con amor por el Padre celestial. Solo puede hablar siempre del verdadero amor paternal cuando también llega a sentir la severidad del Padre.... o incluso se entrega tan voluntariamente al Padre celestial que el señor ya lo ha bendecido en la vida terrenal. Pero quien permanece en el amor del Padre tendrá que pasar por el fuego del amor o por el sufrimiento para purificar su ser.... Pero si su corazón está dispuesto y activo en el amor, entonces el sufrimiento tampoco lo deprimirá, y en el sufrimiento solo mira más íntimamente al padre celestial y se convierte en amor puro en la vida terrenal.

Pero quien se salva del sufrimiento es inexpresablemente pobre en el tierra, y eso por su propia culpa.... Él no le dio ningún amor a su semejante y, por lo tanto, tampoco recibe el amor de su Padre. Sin duda, su vida terrenal será mucho más cómoda para él en el disfrute tranquilo de la vida y en los días sin tristeza, pero su estado mental está nublado y es indescriptiblemente agonizante.... La alienación del corazón del Padre se expresará sensiblemente en que sus pensamientos y aspiraciones son sólo por alegrías terrenales y se esfuerza por lograrlas con verdadera codicia, porque a través de su naturaleza sin amor se entrega al poder de las fuerzas opuestas, se dirige cada vez más hacia ellas y es arrastrado por este poder al vórtice del mundo con todas las tentaciones, todo el glamour y toda la sensualidad.

Es por eso que nunca bebéis envidiar a las personas que aparentemente están bien en la vida terrenal.... su vida es tan improductiva.... no recolectan nada por la eternidad y no hacen nada por su alma.... pero todo por su hundimiento y la muerte espiritual. Y la vida terrenal es corta, pero la vida en el más allá es infinitamente larga.... han recibido mucho y han dado poco en la tierra y son más pobres que las personas más pobres en la tierra que atraviesan días de sufrimiento y angustia. Cuanto más activos estéis en el amor en la tierra, más os deprimirá el sufrimiento.... vuestro propio sufrimiento y aún más el sufrimiento de los demás porque un corazón amoroso también siente el sufrimiento de sus seres queridos....

Pero todo sufrimiento es nuevamente amor.... el amor íntimo de vuestro Padre que está en los cielos, Que con ello quiere haceros dignos de Su cercanía y del paraíso celestial.... Y cuando estéis en sufrimiento, sabed que también estáis en Mi amor.... sabed, que entonces solo debéis acercar a vuestro Salvado cada vez más cerca a vuestro corazón, para que todo vuestro sufrimiento se convierta en una bendición....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos