0545 Voz de conciencia.... Espíritus de advertencia.... Riesgo de rechazo....

14 de agosto de 1938: Libro 12

El propósito de todos los esfuerzos mundanos es resolver las dificultades de la vida, llevar una vida ordenada y sin preocupaciones y dar al cuerpo todos los beneficios imaginables y así crear la existencia terrenal en una vida llena de gozo y disfrute.... Pero lo que parece ser útil para el cuerpo es la verdadera muerte para el alma. Ningún poder del mundo en la tierra puede salvar el alma de este peligro, solo el hombre debe tener cuidado que el mundo no tenga un efecto mortal para el alma.

Hay tantas ocasiones que le dan a una persona una indicación que tiene que responder a sí mismo por todas las acciones y omisiones. También se le ha dado comprensión y voluntad para que pueda considerar todo y también pueda evitar el peligro por su propia iniciativa si solo tiene la voluntad. La voz en su corazón se agita suave y casi imperceptiblemente, que se hace más fuerte a medida que se le presta más atención. Esta voz es la señal de alerta vigilante que siempre conciencia a la gente del peligro y si sigue esta amonestación secreta y sincera, su alma le estará agradecida que la proteja del peligro....

En casos de gran necesidad la voz es tan fuerte que una inquietud se apodera de toda la persona y no alcanza la paz hasta que haya obedecido a esta voz, porque todo lo que es bueno en una persona, busca la conexión con el buen poder espiritual, y esta a su vez busca hacerse oír en el corazón humano para que la mente estimule la voluntad de estar activo....

Por eso, diariamente se envían advertencias y amonestaciones a todas las personas desde arriba, y quien las comprende correctamente y las sigue no tiene que temer caer presa de la muerte espiritual, pero si la persona se separa y silencia esta voz a través del constante rechazo, el apoyo de los seres espirituales de advertencia se volverán cada vez menos, el oído interno no escuchará la voz, el mundo exterior lo ahogará con su llamada, las tentaciones serán obedecidas y el alma sufrirá indecibles sufrimientos....

Debido a que la cubierta lo rodea y de la que trata de deprenderse se hará cada vez más densa e impenetrable, pronto ni un solo pensamiento se dedicará al mundo espiritual, y el camino de la tierra quedará sin luz a pesar de todo el esplendor reluciente del exterior. Porque el núcleo del alma permanece sin ser tocado de alimentación espiritual y solo tiene que cumplir siempre los deseos del cuerpo, por lo que el hombre se aleja cada vez más de la verdad y pronto ya no tiene ninguna conexión con todo lo que es puramente espiritual y lo que podría contribuir al auge del alma en las regiones de luz.

La cubierta corporal del hombre se ha vuelto material de principio a fin, busca adornos y baratijas, es complaciente y trata de ganarse todos los encantos de la vida, despierta los espíritus del orgullo, quiere reinar y siempre es reacio a la tarea real. Señalarla esta tarea puede ponerla en un estado de emoción, encuentra todas las palabras de rechazo y tiende a levantar un muro entre cada exigencia espiritual y el deseo terrenal que se le impone.... que el hombre prefería cumplir porque parece beneficioso para el cuerpo.

Y él solo siempre tiene la única voluntad de negar la supervivencia del alma para ser revelado de toda responsabilidad por el tiempo de la vida terrenal y por lo tanto, tener un mayor derecho a los placeres del mundo. E innumerables personas de hoy en día han sucumbido a tales puntos de vista tan erróneos.... todos los intentos de convencerlos y de dirigir su mente hacia la eternidad fracasan, y solo una gran miseria todavía puede tener un efecto fructífero, si ni siquiera entonces todavía los conduce más a la terquedad y deja que la gente sea conducido hacia el abismo sin voluntad de ningún tipo.

Debéis reconocerlo en la opresión del individuo qué camino tienen que recorrer algunos, que se vuelven blandos y dóciles y se someten humildemente al Creador. Se les quitará todo sufrimiento cuando se entreguen profundamente creyendo al cuidado del Padre, pero cada vez más les agobiará el destino terrenal si permanecen obstinados y no quieren coger la mano misericordiosa del Padre.

Solo el sufrimiento hace dócil, y solo a través del sufrimiento le persona vuelve a sus sentidos, porque todo cumplimiento del anhelo solo lo aleja del camino que lleva al Padre solo.... El hombre debe inclinarse y mirara hacia arriba al Padre celestial con profunda humildad, sólo entonces podrá participar de la gracia que le lleva hacia el Padre.... Porque Dios quiere dar a todos.... si tan sólo desea recibir los dones del Señor.

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos