0249 No hay vida sin luz.... Oscuridad en el más allá....

6 de enero de 1938: Libro 5/6

Los seres espirituales se vuelven a ti con el pedido de la máxima atención para su mensaje. Porque el Señor ha mandado que recibes enseñanzas regulares, para que tu espíritu no se canse de recibir las verdades divinas. Por lo tanto conéctate confiadamente con el mundo espiritual en cada momento y deja que nuestros pensamientos te afecten para la gloria de Dios.... del Altísimo del cielo y de la tierra. El hombre debe vivir, y eso por la eternidad.... Pero vivir significa: permanecer en la luz.... recibir la luz de la gracia divina en la tierra.... esforzarse hacia la luz.... y en la mayor abundancia de luz, morar en la eternidad, cerca de Su Creador.

Así lo ha decretado el Señor, y por lo tanto toda la vida en la tierra es solo un esfuerzo por hacerse digno de que se le permita estar cerca de Salvador en un brillo radiante y alejarse infinitamente lejos de las tinieblas y sus fuerzas oscuras.... Porque el Salvador es la luz eterna.... Solo podéis entender esto cuando la fe os saca de la oscuridad del espíritu.... solo podéis comprender cuán maravillosa es la fuerza de la luz divina cuando ya nada os ata a la vida terrenal.... sólo entonces os daréis cuenta completamente de que el reino del Señor está irradiado por el sol divino del amor.... que todo el poder y la gloria se unen en este reino....

Todo ser necesita luz para estar en el estado de bienaventuranza, y solo vivirá en la eternidad quien, digno de esta bienaventuranza, se le permita permanecer ininterrumpidamente en la zona de luz de la Divinidad. Pero estar sin luz en el más allá significa la muerte.... Incluso el ser más ignorante y obstinado reconoce el más mínimo rayo de luz como liberación de la miseria. Siempre se esforzara por seguir el rayo de luz, pero el reconocer de su tarea en el más allá todavía le resulta infinitamente difícil. Es por eso que la miseria de aquellos en el más allá que habitan en tal oscuridad es mucho mayor que la miseria más grande en la tierra.... Porque en la tierra el Señor os muestra Su amor una y otra vez, pues él os amonesta continuamente a través de Sus siervos....

Su amor divino quisiera protegeros de esta oscuridad.... quisiera ahorraros el tiempo interminablemente largo de lucha.... porque seguramente os enfrentaréis a una lucha difícil allá hasta que os hayáis liberado del poder de las tinieblas.... Es infinitamente dichoso si se os permite andar en la luz eterna.... pero permanecer en la oscuridad es indescriptiblemente doloroso y amargo. Si Dios el Señor os ha creado como parte de la luz, también os dio la posibilidad de permanecer en ella, pero por propia culpa el ser terrenal se desvía de su propósito al no resistir las tentaciones del inframundo y así cada vez más renuncia a su fuerza de luz radiante y se deja arrastrar por los poderes oscuros sin voluntad.

Por eso el mundo alberga el mayor peligro para los hijos de la tierra si no ruegan al Padre celestial por la fuerza para poder pasar ileso por el valle de la prueba durante su existencia terrenal. El Señor está tan dispuesto a dar fuerza a todos porque Él ama demasiado a Sus hijos como para dejarlos sin fuerza y sin advertencia a los poderes malignos.

amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos