0248 Conocer la verdad no es posible sin oración.... “ Pedid y se os dará”....

5 de enero de 1938: Libro 5/6

Hijo Mío, para introducirte en los secretos del universo, es suficiente sólo una devoción profunda y sincera a tu Salvador.... Seguimos todos tus esfuerzos y estamos siempre listos para ti.... porque lo que el Señor nos ha mandado debemos transmitirte en cualquier momento. El señor siempre estará presente donde el deseo por la verdad sea fuerte y la voluntad del hombre esté puesta al servicio del Señor. Y todos vosotros aún no conocéis Su poder.... lo que hace por amor a la humanidad se desvía de lo cotidiano para que cada uno aprenda a comprender la fuerza del cielo....

Y cuando estáis a punto de perderos a vosotros mismos, entonces una pequeña indicación de las regiones eternas es suficiente para haceros receptivos a las enseñanzas del Señor, porque lo que el Señor os da, solo lo veis como un don divino cuando reconocéis notablemente la intervención de un poder superior.... El mayor error de la humanidad es no reconocer la voluntad del Señor y Creador en las leyes de eternidad.... Y, por lo tanto, continúa ciega ante el gobierno y la obra del Dios eterno.... no puede subordinarse a la voluntad divina porque carece de reconocimiento consciente.

Y por otra parte, no se esfuerza tampoco por adquirirse el conocimiento de toda la sabiduría.... que le sería fácil, invocando la ayuda del Dios eterno. Pero, ¿cómo debe el hijo terrenal poder pedir, si no es capaz de establecer una relación correcta al Padre celestial....? ¿Dónde diablos puede tomar conciencia de la eternidad en la tierra si no se esfuerza por buscar al Padre más allá de lo terrenal....? ¿Dónde puede el deseo del niño terrenal volverse hacia lo divino, cuando solo ve el cumplimiento de sus deseo en el disfrute mundano....?

Y de nuevo es la oración la que se requiere primero.... dirigidos al Dios del universo entero para que Él os guie correctamente y os ilumine, y tomaréis el camino correcto y seréis guiados paso a paso.... Pero sin esta nada lograréis.... no reconoceréis vuestro destino ni despertar del sueño, permanece oscuro alrededor de vosotros hasta que os refugiáis en la oración.... Y el Padre no deja que nadie pide en vano.... El Señor protege a cada uno de la completa ignorancia, tiene mucho preparado para cada uno de los indicadores, pero debéis llevar estas exhortaciones en vuestros corazones si no se os da inútilmente. Y por tiempos eternos bendeciréis la hora en que abráis la puerta del corazón para todo lo que viene desde arriba y os apunta de nuevo hacia arriba.

El Señor del cielo y de la tierra, por lo tanto, tiene preparada muchas enseñanzas para los hijos terrenales, las cuales son una bendición para cada uno de vosotros al aceptarlas.... aprended a comprender, que sólo el amor del Señor os instruye; no despreciéis lo que os envía y entrad en vosotros todo el tiempo.... entonces el ser humano se reconoce a sí mismo como una criatura desvalida, y así se somete voluntariamente al amor del Padre divino, se siente seguro como hijo Suyo y acepta con gratitud todo lo que el decreto del Padre y la voluntad divina le envían. Porque el Señor tiene incontables riquezas preparadas para aquellos, si creen en Él.... Él considera a todos los que caminan por la tierra, pero si aceptáis Su gracia depende totalmente de vosotros.

En Su sabiduría crea todo lo que os rodea, para que podáis reconocer Su creatividad y obra.... Por lo tanto, llevadle siempre un corazón dispuesto. Y si vosotros, pues, en la buena voluntad de llegar a Dios, mantenéis un dialogo intimo con Él, entonces Él os iluminará y os dirigirá hacia la verdad eterna para que se cumpla la Palabra: “Lo que pidáis, se os dará....” Todos tienen una parte en el amor paternal de Dios, para todos el Señor ha caminado por la tierra, y por eso está hoy de nuevo entre vosotros, trayendo la salvación a aquellos que reciben Su Palabra, la llevan en el corazón y actúen al respecto. Los dones del Padre debe recibir quien es puro de corazón y quiere servir al Señor, y Su gracia estará sobre éste ahora y para siempre....

amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos