0207 Poderes malignos - Bienes terrenales y bienes para el Más Allá

29 de noviembre de 1937: Libro 5/6

Todos oímos tus súplicas, y ellas nos dan mucha esperanza de poder actuar según la Voluntad del Altísimo. Continuamente te abordan poderes que intentan apartarte de este camino y causar tu perdición. Cuando te asaltan pensamientos perturbadores, ellos mismos son los que te los sugieren; has de enfrentarte a estos pensamientos con la oración. Para impedir tu adelantamiento, te ponen obstáculos espirituales. Pero sé consciente que siempre podrás contar con nuestra ayuda, la cual te facilitará el progreso en este sendero. Eternamente presenciamos el desafío de tales poderes perturbadores. Estamos en continúa lucha contra ellos. Y todo aquel que está bajo la protección de Dios, saldrá ileso y victorioso de todos los peligros.

Ahora responderemos a lo que deseas saber: En la Tierra, hasta el más miserable de los hombres, si lucha, puede conseguir elevarse hacia Dios. Porque en su miseria terrenal adquirirá mucho más fácilmente el conocimiento que aquel que está dotado de riquezas; en todos vosotros mora el deseo de poseer bienes mundanos. Cada cual busca en esta Tierra la realización de sus sueños, la meta de sus anhelos. ¡Pero qué insensatos sois! Nada de eso os servirá en la infinitud, ¡porque todo quedará atrás! Sólo los bienes espirituales que habéis acumulado serán tenidos en cuenta ante el Señor. ¡Pobres todos vosotros, los que no podáis presentar nada que valga en la eternidad! Durante eras larguísimas tendréis que bregar en el Más Allá. Con afanosa laboriosidad tendréis que progresar subiendo escalón por escalón. Y ¡pobres de vosotros si durante vuestra vida, faltos de obras de caridad, no habéis juntado los bienes suficientes que os acarreen la Gracia de recibir un amor que os dé la fuerza de perfeccionaros! Resulta frecuente que esto no lo entendáis en la Tierra, pese a que se os han dado medios más que suficientes para comprenderlo y para que, en ella, podáis ejercer una actividad bienhechora. Pero en el Más Allá careceréis estos medios, ahora ya lo sabéis; allí vuestra lucha os costará muchísimo más. ¡No dejéis nunca nada para más tarde, porque la vida terrenal es muy corta! Y atravesar las puertas de la muerte sin estar preparado puede resultar muy amargo. Sed conscientes que en cada momento de aflicción el Salvador os llama para que le abráis. ¡No permitáis que su voz pase desapercibida y tened en cuenta que cada día de vuestra vida puede ser el último! Por eso preparaos de manera que ese pensamiento no os aterrorice. Vivid según tantas veces os ha revelado el Señor mediante sus mensajeros: escuchad a vuestro corazón y permaneced en la Gracia de Dios.

Amén.

Traducido por: Meinhard Füssel

Este comunicación se menciona en el siguiente folleto temático:
Folleto temático Título Descargas
ES2 Comunicaciones de Bertha Dudde que no figuran en los fascículos de selecciones temáticas ninguna

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book


  Más descargas

Este Comunicación
Escuchar
descargar como MP3
Vista de impresión