5571b Exterioridades.... Ceremonias.... El correcto servicio a Dios....

7 de enero de 1953: Libro 61

En todas las iglesias donde soy proclamado, vosotros los humanos experimentáis las enseñanzas básicas que pueden llevaros a la felicidad eterna. Si las palabras desvanecen en vuestros oídos entonces serán de poca utilidad para vosotros, pero sil as dejáis penetrar en el corazón, entonces la semilla que está colocado en vosotros será fertilizada y brotará y pronto todo el campo, vuestro corazón, convirtiéndolo en una vegetación frondosa.... Una vida se despierta en vosotros, y la enseñanza de Cristo, Mí Palabra, que os fue proclamado, produce maravillosos frutos. Maduráis en vuestra alma y vais hacia la perfección. Por eso cada iglesia puede ayudaros a la felicidad que os acerca a Mí Palabra. Pero la recepción de Mí Palabra es la primera condición, y esta Palabra se os ofrece cuando se os imparte la enseñanza de Cristo, que también os da conocimiento acerca de Jesucristo, el Hijo de Dios y Redentor del mundo....

Vosotros los humanos solo podéis ser salvos a través de Jesucristo, por lo que el conocimiento sobre Él y Su Obra de Redención también tiene que ser transmitido a vosotros y solo por el cumplimiento de Sus mandamientos de amor podéis acercaos a la perfección, y es por eso que también debéis estar instruidos sobre Su enseñanza.... Dónde y cómo se os transmite esta enseñanza de Cristo es insignificante, pero es urgente que se os transmita, por eso bendigo a todos los predicadores de Mí Palabra, que buscan acercarme a Mí Mismo a los hombres que dan testimonio de Mí, que Yo caminé sobre la tierra como hombre Jesús y trajo la salvación a los hombres.

Lo que entonces está conveniente, para da a conocer a los hombres de Mí sufrimiento y muerte en la cruz, de Mí encarnación y Mí Obra de redención, lo que conviene para motivarlos a seguir a Jesús, para moverlos a una vida de amor al prójimo desinteresado, esto corresponde a Mí voluntad y es bendecida por Mí, sin importar, que dirección espiritual lo pretende.

Pero lo que va más allá, lo que no está en conformidad con Mí enseñanza de amor, lo que es percibido como una carga para los hombres porque afecta el libre albedrio del hombre.... todo lo que contradice a Mi simple forma de vida en la tierra, lo que además fue añadido a Mis mandamientos de amor divino, despierta Mí disgusto, y no es adecuado para formar verdaderos miembros de la iglesia que Yo Mismo he fundado en la tierra.

Porque donde se enseña el amor, también se tiene que practicar.... es decir, donde hay necesidad, se debe aliviar.... y a quien Yo doy bienes terrenales, debe usarlos en el servicio del amor al prójimo, debe aliviar la miseria lo mejor que pueda.

Si se ignora este primer mandamiento, no se puede esperar ninguna bendición, aunque se proclame Mí enseñanza de amor, porque entonces solo hay palabras vacías que aún no han logrado una transformación del ser, entonces Mí Palabra todavía no ha llegado al corazón, entonces aún no ha cobrado vida en el corazón del hombre; una semilla cayó en un terreno pedregoso y por eso no pudo crecer.

Nada más puede brindaros una vida eterna en la dicha que solo una vida en el amor. Y donde se predica esta enseñanza a los hombres muy enfáticamente, allí se proclama Mí evangelio en verdad. Y donde ahora se vive Mí enseñanza del amor, allí se lleva a cabo el correcto servicio a Dios, que Me alegra y que os trae una bendición inesperada....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos