5527 La confesión convincente durante la lucha por la creencia....

7 de noviembre de 1952: Libro 61

¿Queréis ser confesores auténticos de Mi nombre? Asi teneis que haberos metido profundamente en Mi doctrina de amor; tenéis que saber que el amor es lo primero y lo más importante, que el amor se tiene que entrenar para poder traeros la fuerza de defender a Mi y Mi nombre. Porque solo el amor me reconoce, a través del amor el hombre gana la convicción de que Yo soy Dios y salvador, solo por el amor la creencia se convierte en algo vivo, y esta creencia viva Me defiende sin miedo. La conversión de Mi nombre es la coronación de la lucha por la creencia antes del final del mundo, y esta confesión será igualmente vuestra victoria.... ¿Pero quién podría confesarme con convicción ante el mundo? No se pide solamente la confesión de la boca, sino esa confesión conlleva gran angustia y opresión terrestre para vosotros, teneis que dejar atrás mucha cosa si quereis estar fieles a Mi, porque se os pondrán condiciones y se os pedirán sacrificios y que solo aquel está dispuesto a dárselo que tenga a Mi en su corazón, que está tan íntimamente unido conmigo a través del amor que siente a Mi presencia y esta presencia le da toda fuerza y seguridad de defenderme ante el mundo aunque bajo la perdida del total de sus bienes terrenales. Es una gran prueba de la fe que solo pocos los van a ganar, porque la penuria en la época final es enorme solo aquel que está metido fuertemente en la creencia y que sirve en amor, no le importa, si no confía fijamente en la ayuda del Señor. Pero entonces estaré entre los hombres obviamente, aquellos que Me quieren ser fieles, pero que son débiles ante las actuaciones crueles contra los confesores auténticos de Mi nombre. Entonces el débil estará inundado de Mi fuerza, porque reconozco a su voluntad, a aquel ayudo Yo en cada angustia espiritual y corporal. Estaré entre los Míos continuamente si pronuncian a Mi nombre con convicción creyente, seré visible para sus ojos terrestres donde la fe y la pena hacen falta, porque quiero ayudar a los Míos y no les dejaré caer sin protección las manos de Mi adversario. El ánimo de confesión va a bajar en muchos que todavía creen ser buenos crisitanos y representantes de Mi doctrina, porque las medidas terrenales les amenazan por violencia terrestre, y no son suficientemente fuertes para oponerse con resistencia, porque el amor no les da fuerza, porque están contemplando los sucesos solo con la mente, pero que no están unidos conmigo interamente. Z en esta angustia que va aumentando cada vez más, Me bajaré a la tierra con gran gloria y esplendidez.... para ayudar a los Míos, para sacarles de sus opresores y para recompensarlos su fidelidad de manera que les llevo a un sitio de paz y bendición.... Hay que esperar a Mi venida en cualquier momento cuando el combate por la creencia se lucha con mucha dureza debido a que los hombres están forzados a decidir por una parte. Porque dí la promesa que iba a acortar a los días por el bien de los elegidos, para acortar su sufrimiento y para darles a su recompensa de su fidelidad que han aprobado por Mi y Mi nombre.... Vengo para salvaros ante todo el mal....

amén

Traducido por: Bea Gato

Este comunicación se menciona en el siguiente folleto temático:
Folleto temático Título Descargas
194 Cuaderno ePub   PDF   Kindle  

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación
Escuchar
descargar como MP3
Vista de impresión
 Manuscritos