5430 Derramar el Espíritu significa ayuda *espiritual....*

6 de julio de 1952: Libro 60

Cuando Mi espíritu se derrama sobre vosotros, esto es siempre una señal de Mi amor y gracia, es una señal de Mi voluntad de ayudaros en una gran necesidad espiritual.... tened en cuenta: por necesidad espiritual.... Tengo que seguir diciéndoos que las dificultades espirituales en la tierra Me hacen ser inusualmente eficaz, porque lo que os doy será siempre un bien espiritual, y un bien espiritual solo aliviará siempre las dificultades espirituales. Pero la dificultad terrenal debe servir para que se reconozca la necesidad espiritual, y los problemas terrenales también remediaré cuando sea el momento, cuando hayan ejercido una influencia favorable sobre la condición espiritual de la persona; porque solo permito que los problemas terrenales vengan sobre la gente porque le da un ventaja espiritual....

Pero si derramo Mi Espíritu sobre una persona, entonces le doy ayuda espiritual, le doy reconocimiento y fuerza.... probablemente también reconocimiento de la causa de su problema terrenal, que la persona entonces también puede remediar con Mi apoyo, brindándole ayuda como resultado del destino, por lo que hasta cierto punto él mismo está activo para dominar la miseria terrenal. Por lo tanto, debéis hacer una distinción entre responder a una oración.... después de una solicitud de ayuda enviada a Mi en una dificultad terrenal, que luego se le solucionará de una manera que no parece inusual.... y la ayuda que se le ofrece al hombre en forma de bienes espirituales que le dan fuerza para dominar cada situación difícil en la vida a través de una actitud espiritual correcta hacia Mí, de modo que la ayuda se puede encontrar en ello, que el hombre entra en el orden correcto por sí mismo, y luego la angustia terrenal es, en cierta medida, es eliminada por sí.....

El derramamiento de Mi Espíritu siempre significa la iluminación del espíritu y, por lo tanto, el hombre ahora puede reconocer la causa del problema terrenal y controlarlo, pero el derramamiento del Espíritu nunca debe entenderse como una instrucción puramente terrenal, amonestaciones y consejos terrenales, que una persona iluminada puede dar de sí misma, pero que nunca deben presentarse como Palabra de Dios, como recibido del Espíritu de Dios. El espíritu de Dios solo distribuye bienes espirituales....

Mi Espíritu habla al alma a través de la chispa divina del hombre, busca instruirla espiritualmente y moverla para regresar a Mi orden eterno. Influye en el alma de manera espiritual y crea, por así decirlo, el estado que automáticamente elimina toda angustia terrenal. Pero sin la voluntad del hombre de establecer el orden, Mi Espíritu jamás le ayudará a que los problemas terrenales lleguen a su fin.... porque los problemas solo son el medio para que el hombre reconozca que se encuentra en un pensamiento equivocado y una forma de vida desordenada y, por lo tanto, primero se debe reconocer la causa, acerca de lo que Mi Espíritu da aclaración a la persona, para luego luchar conscientemente por un cambio, para lo cual doy fuerza a la persona en cualquier momento a través de Mi Espíritu....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos