¡Se buscan traductores! Buscamos un voluntario nativo con buenos conocimientos de alemán (hombre/mujer) para corregir nuestras traducciones automáticas. Si está interesado, póngase en contacto con redaktion@bertha-dudde.org

3952 Estado de oscuridad de las almas en el más allá y ayuda de los seres de luz....

4 de enero de 1947: Libro 49

Y tu porción será la luz o la oscuridad.... Moraréis en la luz si habéis dado acceso a la luz, si la habéis dejado fluir en vuestros corazones y así habéis ahuyentado las tinieblas en las que habitabais hasta que la luz de los cielos os tocó. Pero la oscuridad es tu destino si huyes de la luz.... Y la oscuridad espiritual significa vagar en solitario, significa estar abandonado en el entorno más oscuro, sin meta y sin esperanza de cambiar tu situación. Por lo tanto, el alma que mora en las tinieblas del otro lado sufre indeciblemente porque antes poseía la vista física y podía reconocer todo lo que la rodeaba, pero ahora es necesario el ojo espiritual para poder ver las cosas espirituales, pero el alma está completamente ciega en el espíritu. Y así habitará en una región desolada y estéril, y si se encuentra con otras almas no podrá reconocerlas y, por lo tanto, dependerá de la ayuda de otras almas para que la guíen, para que de vez en cuando le envíen un rayo de luz para que pueda reconocer su entorno. Pero las almas que están en la luz se ocupan de estas pobres almas, aunque su ayuda es limitada según la voluntad de Dios, pues no se les permite darles luz contra su voluntad. Mientras el alma no sea privada de la luz debe languidecer en las tinieblas, no importa el tiempo que esto dure. Debe anhelar la luz, su estado debe volverse insoportable para él y debe anhelar un cambio en su situación, sólo entonces los portadores de luz se acercarán a él y le darán un pequeño destello de su luz.... Les dan pequeñas aclaraciones y, según su disposición a escucharlas y aceptarlas, la luz se hace entonces efectiva sobre ellos. Lo insoportable de su situación puede despertar o reforzar su voluntad de ayudar en cuanto se encuentre con otras almas que sufren. Su sufrimiento será evidente para ella, aunque no será capaz de reconocer mucho, y tan pronto como el sufrimiento de estas almas estimule su voluntad de ayudar, se hará más brillante en ella y encontrará la oportunidad de ayudar a esa alma. Ahora siente una afluencia de fuerza, y utiliza esta fuerza para ayudar y se apoya ahora en los seres de luz, que ahora nunca jamás abandonan tal alma. Recibe porque da, porque el amor se ha despertado en ella y toda actividad de amor tanto en la tierra como en el más allá resulta en la recepción de fuerza, pero la fuerza y la luz están siempre juntas.... su voluntad se fortalece y madura en el conocimiento.... La oscuridad se ha roto y ha dado paso al crepúsculo, al que sigue una mañana dorada.... cuando el sol del espíritu ha salido, es decir, se le administran conocimientos en todos los campos por parte de los seres de luz que hacen feliz al alma y la impulsan a una constante actividad de amor, es decir, a distribuir lo que ella misma posee a las almas que aún languidecen en la más profunda oscuridad. Toda alma puede escapar de las tinieblas, toda alma puede redimirse, pero un pensamiento amoroso debe dar siempre lugar a la impartición de la luz, pues sin él los seres de luz no pueden distribuir los dones, porque el libre albedrío debe esforzarse hacia la luz, de lo contrario la noche eterna permanecerá alrededor del alma y el resultado puede ser un hundimiento en la más profunda oscuridad. La luz, sin embargo, pertenece a la beatitud, y si la visión espiritual se hace accesible a un alma, ésta reconocerá su tarea y contemplará las glorias y nunca se hundirá de nuevo en la oscuridad...._>Amén

Traducido por: DeepL

Este comunicación se menciona en el siguiente folleto temático:
Folleto temático Título Descargas
70/2 El regreso a Dios 2 ePub   PDF   Kindle  

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos