3820 Libre albedrío...

8 de julio de 1946: Libro 48

Salisteis de Mí, y a Mí debéis volver de nuevo para seguir siendo Míos para siempre y disfrutar de toda la dicha del cielo. Mi plan desde la eternidad no tiene más que apuntar que la unión final de Mis criaturas Conmigo, que sin embargo debe tener lugar en el libre albedrío de estas criaturas, de lo contrario no podrían ser Mis hijos, que deben ser creando y creativos en toda perfección. Y cuando Mis criaturas usan su libre albedrío para acercarse a Mí, realmente solo toma un poco de tiempo convertirse en Mi imagen, para llegar a ser perfectos, como el Padre en el cielo es perfecto.

Pero si Mis criaturas se alargan el tiempo ellas mismas, Yo no Me opongo a ellas, pero esto verdaderamente no es Mi culpa y Mi voluntad; sin embargo, Yo siempre y constantemente les ayudo a lograr la meta, aunque con medios que les parezcan incomprensibles mientras no estén en el conocimiento. Continuamente cortejo por el amor de Mis criaturas, porque este es un requisito previo para que usen su voluntad correctamente y se esfuercen por Mí.

Solo cuando la criatura está llena de amor por Mí, busca unirse Conmigo, y luego el tiempo hasta la unión Conmigo es breve... entonces está cerca de la meta... Mis criaturas han emergido de Mi fuerza de amor, por lo que su sustancia original es amor, que inevitablemente tiene que volver al amor eterno nuevamente cuando se ha alejado de él. Porque el poder de Mi es indivisible, no se puede perder, solo que la criatura ya no puede reconocerse a sí misma lo que es y en esta ignorancia se mantiene alejada de Mí, mientras quiere aguantar su estado de impotencia, que es la consecuencia de la distancia de Mí...

Si la criatura pide fuerza, la distancia de Mí ya se está reduciendo y se esfuerza hacia el estado original, donde se encontraba en plena posesión de fuerza en el reconocimiento más elevado. Pero para ser perfectas, Mis criaturas también tenían que ser completamente libres en pensar y querer, y tenían que poder usar su voluntad en todas direcciones, tenían que, como buenos y perfectos creados por Mí, también permanecer buenos y perfectos, y por eso se les dio la oportunidad de poder desarrollarse en todas direcciones...

Y si también cayeron en lo más profundo, si la voluntad se expresó en la dirección equivocada, entonces inevitablemente también tienen que volver a alcanzar las alturas, pero también en el libre albedrío, porque de lo contrario el estado de la perfección sería inalcanzable. Y solo el amor por Mí, al desenlace de sí mismos, deja que su voluntad se active en la dirección correcta, por lo que cortejo continuamente por su amor, por lo que Me acerco siempre y constantemente a Mis criaturas en la etapa del libre albedrío, donde tiene que probarse a si mismo...

Nada se pierde en la eternidad, lo que ha surgido de Mí; pero para que no tenga que languidecer en la distancia de Mí por siglos, utilizo todos los medios, porque solo Mi cercanía significa felicidad y dicha por lo que he creado, pero cualquier distancia de Mí infelicidad, oscuridad e impotencia... un estado que significa el mayor tormento para lo que ha surgido en toda libertad y fuerza. Pero para poder formar verdaderos hijos de Mis criaturas, que tienen todos los derechos del Padre, y que deben hacerse cargo de la herencia del Padre, no puedo imponer ninguna restricción a su voluntad. Tienen que encontrarme por sí mismos, tienen que amarme con todo su corazón y esforzarse hacia Mí, y estaré feliz de atraerlos a Mi corazón y hacerlos felices por toda la eternidad...

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos