3779 Poder ilimitado de Dios... Efecto de la voluntad...

24 de mayo de 1946: Libro 48

Quien creó el cielo y la tierra, Cuyo poder es ilimitado... considerad esto si sois débiles y temerosos. Ciertamente deja la libertad a la voluntad del hombre, pero Su voluntad dirige el efecto de lo que la voluntad humana ha iniciado. Y, por eso no temáis nada mientras os sometéis a la voluntad de Dios, mientras querréis estar a Su servicio... porque entonces la voluntad humana no puede dar a luz a nada más que lo que es bueno para vuestra alma. Y también se tiene en cuenta vuestro bienestar físico en función de vuestra creencia.

Tomad nota de esto, de que alguien siempre se preocupa por vosotros, corporal y espiritualmente, como os lo ha prometido, que Su poder es ilimitado, Su amor es abrumador y Su voluntad sirve solamente a vuestra salvación de los problemas espirituales, de que no sois abandonados por Él ni por un momento, si vosotros no Le abandonáis, si vuestra voluntad se esfuerza por la unificación con Él... Hay una gran necesidad espiritual en la tierra, es un estado de extrema desesperanza, y solo quedan unos pocos que mantienen en contacto con Su Padre y Creador desde la eternidad. Pero estos pocos pueden vivir en esta tierra sin miedo y preocupaciones, son Sus hijos a quienes el Padre guía fielmente a través de la vida en la tierra hacia la casa de Su Padre.

La gran tiniebla de la tierra también asusta a vuestras almas, pero la luz de los cielos ahuyentará vuestro miedo, porque es de Dios y los dones de Dios realmente no carecen de efecto para aquellos que los reciben agradecidos de Su mano. Lo terrenal que os falta, se reemplazará con dones espirituales, y se os dará de sobra y no tendréis problemas, porque consideráis el alma, que es inmortal y pronto dejará vuestro cuerpo. Pero podéis pedir en cualquier momento, que Dios también haga soportable vuestra vida terrenal... y si indudablemente creéis en Su ayuda, no fallará, porque el poder de Dios es ilimitado, Él puede ayudaros, y Su amor os ayudará, si sois de verdad Sus hijos y confiáis en Él sin límites.

Rendidos a Su voluntad, porque solo él sabe lo que es bueno para vosotros, Él os guía a través de la noche hacia la luz, Él nunca os deja solos, sino que camina constantemente a vuestro lado, también extiende Su mano hacia vosotros, la cual podéis agarrar en cualquier momento, y bajo Su guía iréis bien, alcanzarais vuestra meta, aunque vuestro camino a veces sea arduo y espinoso... Su amor os protege para que no sufráis daño...

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos