3631 La boda del espíritu con el Espíritu del Padre....

20 de diciembre de 1945: Libro 46

Y así vuestro espíritu se casa con Mi espíritu, con el Espíritu del Padre, del cual es parte. Y entonces seréis feliz.... porque una separación de Mí es infelicidad, aunque no puede tener lugar según vuestra imaginación, porque lo que es Mi parte también es inseparable de Mí para siempre. Y, sin embargo, no podéis ser felices si vosotros mismos no anheláis esta unión de vuestra chispa espiritual con el Espíritu del Padre. Porque sois considerados con felicidad según vuestra voluntad.

Si creéis que podéis separaros de Mí y os esforzáis por esto en el libre albedrio, entonces Mi amor tampoco puede tocaros y Yo os considero según esta voluntad. Pero si os esforzáis hacia Mí, entonces vosotros mismo entráis en Mi circuito de corriente de amor, y recibir amor de Mí siempre significa felicidad, más o menos consciente para vosotros, mientras permanezcáis en la tierra porque el alma siente Mi fuerza de amor y el cuerpo está menos tocado por esto. Pero el alma siempre saca su beneficio de esto, porque entra más y más en el estado que permite la recepción de luz y fuerza y la convierte en un ser de luz, que después de la defunción del cuerpo, puede entrar fácilmente en el reino de la luz para ser desmedidamente feliz.

Solo una unión Conmigo puede traeros esta dicha, y cuanto más intensamente os esforzáis por este casamiento Conmigo, más puedo corresponder a este deseo y alimentaros con amor y fuerza. Cuanto más sois capaces vosotros mismos de obrar en amor y atraerme cada vez más íntimamente hacia vosotros, porque Yo Mismo soy el Amor y cada obra de amor lleva como consecuencia la conexión Conmigo. Y por lo tanto solo el amor puede llevar a una unión Conmigo, y si queréis ser felices, tenéis que convertiros completamente al amor, tenéis que vivir como Yo os lo he enseñado, como Yo os he llevado la vida en la tierra, debéis dejar que la chispa de amor dentro de vosotros se convierta en una llama brillante que se apodera de todo lo que es accesible para vosotros.

Vuestro corazón no debe sentir nada más que solo amor, y vuestras acciones deben tener el amor como motivación, entonces siempre estaréis unidos Conmigo, vuestro espíritu instará al Mío, se fusionará con el Espíritu del Padre de la eternidad y, inseparablemente permaneceréis unidos Conmigo hasta toda la eternidad, disfrutando de la máxima dicha, actuando en plenitud de luz y fuerza y por lo tanto estar activo creando y formando para vuestra propia felicidad, pero siempre obrando en Mi y Conmigo, de Quien emana toda luz, toda fuerza y toda felicidad desde la eternidad....

Amén

Traducido por: Meinhard Füssel

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos