3628 Un patrimonio de pensamientos desde el Reino espiritual

16 de diciembre de 1945: Libro 46

Si orientáis vuestros pensamientos espiritualmente y de esta manera procuráis poneros en contacto con los seres instruidos del Reino espiritual, entonces desde allí os llegan los pensamientos. Por eso cada pensamiento os puede redundar en una bendición - suponiendo que vuestra voluntad seria es llegar a ser instruido en la Verdad.

Pero para que os atiendan seres espirituales de buena índole siempre seguirá siendo condición una conducta de vida conforme a la Voluntad de Dios, porque también os rodean las fuerzas de las tinieblas que procuran tergiversar vuestros pensamientos. Pues seréis vosotros mismos los que les niegan o permiten el acceso a vosotros - según la conducta de vida que lleváis, vuestra voluntad para el bien, y vuestra actitud ante Dios.

Por eso, si os interesa la Verdad, debéis examinaros seriamente si verdaderamente os esforzáis a vivir conforme a la Voluntad de Dios. Debéis saber que el bien de pensamientos es una actividad de los seres espirituales del Más Allá - un bien que ellos procuran a transmitíroslo... y debéis saber que concedéis tener influencia a aquellos a los que vosotros mismos atraéis mediante vuestra conducta y vuestra voluntad. Y por eso debéis prestar atención a vuestros pensamientos y examinarlos para fijaros si os llevan hacia Dios o si os desvían de Él.

Cada pensamiento que os orienta al amor y os llama la atención sobre Dios es un efecto surtido por buenas fuerzas espirituales, por lo que debéis volver a tratar este pensamiento y hacer que os encamine. Porque si hacéis caso a este pensamiento, este también influirá en vuestra conducta, lo que será muy ventajoso para vuestro alma.

Si rezáis a Dios por una manera de pensar correcta, siempre los buenos seres espirituales os guiarán y conducirán, pues tomarán influencia en vuestros pensamientos y procurarán transmitiros bienes espirituales que aumentarán la madurez de vuestra alma... os procurarán una capacidad de comprensión mediante la cual podréis hacer que las malas fuerzas no tengan efecto, porque al reconocerlas como erróneas instantáneamente las rechazaréis.

Si os unís con Dios y si procuráis vivir una vida que es de su Agrado, entonces tampoco tenéis que temer que las fuerzas espirituales malvadas puedan desviar vuestros pensamientos, porque vosotros mismos os entregáis a buenos seres espirituales que ahora cuidan de vosotros en amor y paciencia, y que guían vuestros pensamientos para que correspondan a la Verdad y fomenten vuestro desarrollo espiritual, dado que vosotros mismos lo anheláis...

Amén.

Traducido por: Meinhard Füssel

Este comunicación se menciona en el siguiente folleto temático:
Folleto temático Título Descargas
70/2 El regreso a Dios 2 ePub   PDF   Kindle  

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos