3343 ACTUAR TODOS REUNIDOS EN EL AMOR EN EL TIEMPO FINAL

24 de noviembre de 1944: Libro 43

Los Mios tendrán que unirse íntimamente si en el último tiempo no quieren volverse débiles y desalentados. Tienen que alentarse mutuamente y darse ánimo, Unidos tienen que solicitar Mi ayuda y esperar confiados, tienen que aprovechar toda ocasión de oír Mi Voz, de practicar el amor y mantener interiormente plática Conmigo para que reforzados puedan ir a su tarea diaria y satisfacer las exigencias del mundo en cuanto no se puedan eludir. Porque el tiempo será duro para cada uno y quien no se busque de Mí la fuerza, quien no deje que la fuerza de Mi Palabra actúe en él, le parecerá insoportable y lo oprimirá en el suelo. Para los Míos tengo en cada momento a disposición el donador de fuerza: Mi Palabra, que desde el cielo se os ofrece.

Quien ésta tiene, podrá también soportar este tiempo, no tendrá en cuenta la tribulación y la necesidad no la notará tan perceptiblemente, siempre será conducido interiormente, porque Yo Mismo extiendo Mis manos sobre él para que ningún sufrimiento le suceda; Yo Mismo lo llevo de la mano para que no caiga en la tentación, y Yo Mismo lo aliento y consuelo a través de Mi Palaba cuando él se desanime y su corazón tema, Y será por eso Mi Palabra la única fuente de energía, y tenéis que reuniros en Mi Palabra, dejar que os hable en todo momento, en la necesidad y tribulación, en la inquietud y el apuro, tenéis que hacer caso a Mi voz, a lo que de vosotros pido. Dar amor siempre y constantemente, porque sólo actuando caritativamente se mitiga la necesidad. Entonces vosotros mismos me atraéis hacia vosotros y Conmigo podréis vencer todo.

Cuando le hayáis opuesto amor al enemigo podréis obtener también éxitos espirituales, porque donde dáis amor, ganáis los corazones, debilitando así la fuerza del enemigo. Y para eso vaís a tener muchas ocasiones, porque la necesidad traslada a todos los hombres en el estado de pedir ayuda. Entonces tendréis que dar pruebas (de fidelidad), con buen ejemplo, precederá uno al otro teniendo que ejercitar practicamente el amor, y Yo quiero daros la posibilidad de que actuéis caritativamente para que estimuléis y eduquéis a vuestros semejantes en el amor. Que cada círculo se sepa guardado de Mí, que en aspiración espiritual se reuna, que esté dispuesto a servirme y acoja en sí Mi Palabra con ansia.

Yo siempre estaré en medio de los hombes que me tienen a Mí por meta. En la necesidad Yo los socorreré palpablemente, Individualmente conduciré uno al otro para que unidos puedan servirme. A todos ellos les otorgaré protección, para que de esa manera no necesiten temer jamás, pues jamás será la necesidad mayor que Quien la deja sobrevenir a la humanidad. Quien me reconoce como el Señor y el Creador del cielo y de la tierra, sólo necesitará elevar a Mí su pensamiento lleno de fe y confianza y Yo no lo decepcionaré. Su fe es también la garantía para Mi ayuda, su fe llama Mi presencia allí y su fe deja que se manifieste Mi amor de Padre, no me llamará en vano, encontrará asistencia en toda necesidad y por eso salid al encuentro del tiempo venidero sin temor, dejadme a Mí gobernar y no temáis; Mi amor y omnipotencia terminará el tiempo, y a vosotros, fieles Mios, os conduciré a la Bienaventuranza, y me agradeceréis y alabaréis de que podáis pasar este tiempo de gracia, que aporta a aquellos que me son fieles bendiciones multiplicadas; un paraíso sobre la tierra y una vida dichosa una vez en la eternidad.

Amén.

Traducido por: Pilar Coors

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos