3150 Final del periodo de Redención...

6 de junio de 1944: Libro 41

Vosotros, los humanos, ya tenéis un tiempo de desarrollo increíblemente largo detrás de vosotros, y ahora estáis cerca del final de un periodo que os fue dado para perfeccionaros. La vida como ser humano en la tierra es el final de un periodo de desarrollo, pero ahora todo está llegando a su fin porque la tierra no quedará en su actual amoldamiento. Experimentará una transformación total porque la raza humana, que actualmente habita la tierra, ya no cumple con su tarea de desarrollo y, por lo tanto, la tierra en su forma actual se ha vuelto inútil y por lo tanto experimentará un rediseño para que se crean nuevamente nuevas posibilidades de residencia para lo espiritual que deja la tierra inconcluso y, por tanto, será nuevamente desterrado en las creaciones de la nueva tierra. El tiempo de desarrollo infinitamente largo antes de la encarnación como ser humano ha sido en vano para él, si falla en la última etapa.

El amor infinito de Dios ha dado a los seres aún la posibilidad de desarrollarse en el más allá, para que aún pueda madurar allá, aunque en condiciones mucho más difíciles que en la tierra. Pero ahora está llegando a su fin un periodo de Redención, y esto también significa el fin de las oportunidades para madurar otorgadas a los seres en el más allá. Porque la gente de los últimos tiempos ya no tendrá el grado de madurez cuando muera para poder ser aceptado en las esferas del más allá, a menos que la misericordia de Dios la llame antes, en el tiempo de mayor necesidad y tribulación, lo que le otorga el reconocimiento de una Deidad eterna incluso antes de su muerte.

Pero los últimos están completamente alejados de Dios, están endurecidos y no son accesibles a ninguna instrucción, por lo tanto, ya no son capaces de mejorar. Y a éstos se les priva de cualquier posibilidad de un desarrollo superior, en el sentido de que se le quita la vida corporal y la esencia en ellos será atada nuevamente en la forma sólida. Lo que significa esto solo puede ser evaluado por alguien que sabe acerca del camino interminable largo a través de la creación que el ser ha de recorrer. Y él tampoco puede siquiera comenzar a imaginárselo hasta que haya entrado en el reino de la luz y conozca su propio curso de desarrollo.

Pero al ser se le concedió un tiempo de redención sobreabundantemente medido de parte de Dios, que no aprovechó para acercarse a Él, sino para aumentar la distancia. Y para tales seres ya no hay ningún ascenso en la tierra, sino solo un constante paso hacia atrás, cuyo final debe ser el destierro en una forma sólida... La gente de ahora es tan ignorante y enseñable que no reconoce el fin de los tiempo que no piensa a donde se supone que la lleva su bajo nivel espiritual, porque rechazan todo lo espiritual y solo ponen atención a su vida terrenal.

Y se debe prepara un final para este estado; primero se debe señalar violentamente a la humanidad para este fin. Y si esto tampoco tiene éxito, se dirige hacia su perdición, es decir, la tierra y sus habitantes experimentarán u proceso total de cambio en la tierra, en el que la tierra se rediseña por completo en su forma exterior y las personas también se enfrentan a un cambio total de su forma exterior... que su caparazón carnal se deprende del ser y es rodeado de nuevo por materia sólida, lo que le quita todo libre albedrío y ahora vuelve a estar atado por tiempos infinitamente largos.

Aunque esto se le presenta a la gente, no cambia su forma de vida, porque no cree y debido a su vida sin amor se hunde en una completa oscuridad espiritual y en un pensamiento completamente erróneo. El hombre sólo puede llegar al reconocimiento a través del amor, y si le falta este, es ciego de espíritu e inaccesible a toda idea. Pero dios constantemente exhorta y advierte a la gente, y se ella prestará atención al tiempo y sus acontecimientos, a las voces que le predican sobre el amor, también sospecharía y pensaría en estas señales. Pero Satanás la tiene en su poder y ella misma no tiene la voluntad de separarse de él. Y es por eso que el final llega inevitablemente, porque el periodo de redención ha vencido en poco tiempo..._>amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación se menciona en el siguiente folleto temático:
Folleto temático Título Descargas
116 La rectificación de un malentendido sobre la perdición eterna ePub   Kindle  

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos