3143 La intervención de Dios.... Fin de la lucha....

1 de junio de 1944: Libro 41

Cuanto más se enreda el mundo en el error, más se aleja de Dios y menos amorosa es el pensamiento y la actuación de los hombres que están enfocados al mundo. Y el aumento de la falta de amor también empuja a los hombres a actuar más allá de lo que ha sucedido hasta ahora y así los hombres mismos recurren a la intervención de Dios. Los hombres ya no reconocen la injustica de lo que hacen. Los asuntos mundiales se dirigen de una manera que ya no se puede encontrar una salida terrenal, el pensamiento de los hombres está equivocado y completamente alejado de la verdad, el bien es perseguido, el mal es respetado y el orden divino es revocado, lo que lleva como consecuencia a una desintegración completa.

Y así se acerca el día que pone fin al caos, porque el estado es tan fatal para la humanidad que Dios le ha puesto un fin. Y este fin es inminente, el fin de la ira de los hombres unos contra otros, el fin de la lucha de las naciones que nunca ha podido encontrar la aprobación de Dios porque es una lucha por el poder, que no se basa en motivos nobles. El odio y la falta de amor de los hombres lo han evocado, pero no han aprendido a través de esta lucha; se han vuelto menos amables que nunca, y su odio se ha profundizado y conduce a crímenes que ya no se pueden hacer peor.

Y dios pondrá fin a este ajetreo de tal manera que Él debería ser reconocido a través de eso.... Hará que una necesidad terrible llegue a los hombres que la voluntad de ellos ya no puede evitar. Él los sorprenderá y los hará sentir su propia impotencia porque los elementos naturales se desatarán, a los que los hombres son entregados impotentes. Y este día ya no tarda en llegar. Llega tan repentina e inesperadamente que provocará un horror repentino, solo serán horas y, sin embargo, de un significado tan decisivo que todo ha cambiado después y que los hombres tomarán consciencia de la desgracia solo con el tiempo, una vez cuando han comprendido el alcance total de la intervención divina.

Porque Dios quiere revelarse a los hombres a través de Su intervención, quiere mostrarles que Él Mismo produce el fin, porque los hombres no encuentran un fin, porque se despedazan el uno al otro, en vez de ceder y desear terminar con la necesidad indescriptible.

Y por lo tanto el final será diferente de lo que los hombres se pueden imaginar, Dios demostrará Su poder y quitará las armas de las manos de los gobernantes mundiales, Él decidirá y el resultado de la lucha de los pueblos entre si decepcionará a los hombres que querían lograr por la fuerza lo que no tienen derecho y que, por lo tanto, deben reconocer su impotencia.

Porque Dios finalmente determina lo que sucede en el mundo, incluso si la voluntad humana cree controlarlo. Y la sabiduría de Dios también reconoce los medios más efectivos para los hombres y los usará para contrarrestar al caos que es el resultado de la falta de amor y, por lo tanto, debe conducir al hundimiento, si Dios Mismo no lo termina.

Y el tiempo de la lucha será reemplazado por un nuevo tiempo de lucha que, sin embargo, no arderá por el poder mundanos, sino por el poder espiritual, porque se acerca el final y antes todavía debe librarse esta lucha, la lucha por la fe en Jesucristo el divino Redentor y Su enseñanza....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos