0900 Actividad de pensamiento..... El bien espiritual es fuerza espiritual.....

6 de mayo de 1939: Libro 18

Entonces escucha la voz que resuena en ti: Lo que la sabiduría del hombre explora, es propiedad mental terrenal, es decir, a través de funciones corporales se produce un resultado que también se puede atribuir a una corriente de fuerza, pero en un sentido puramente material. Solo se usa el influjo de fuerza que se aplica al cuerpo, es decir, a la materia pura..... Se estimula la actividad física de los órganos, por así decirlo. Realizan la función que les ha sido asignado, y como no hay motivo espiritual alguno..... Y como se trata sólo de explorar procesos naturales, el resultado también será de la misma naturaleza, es decir, un resultado que se considera puramente intelectualmente y por lo tanto tiene que ser probado..... El ser humano podrá calcular con exactitud la función puramente natural del cuerpo humano, tampoco necesitará dar información falsa, sino que solo podrá resolver problemas puramente humanos o terrenales en virtud de su centro cerebral, porque esta capacidad le es otorgada por el Creador divino.....

Pero donde hay que resolver la gran pregunta, que es un gran misterio para cada ser humano allí la mente humana no hará nada y todas las funciones corporales serán inadecuadas, y la ciencia humano puede hacer el mayor esfuerzo posible..... No tiene acceso al área espiritual..... habrá que reconocer que todas las explicaciones, por más acertadas que sean, sobre la naturaleza del ser humano son inválidas en vista de que todo ser humano tendría que tener la misma disposición humana, ya que todos los seres humanos fueron creados orgánicamente por igual, y que las pequeñas diferencias, que el científico quisiera señalar como la causa de las diferentes formas de pensar y sentir, no dan ninguna indicación de las capacidades completamente diferentes de los humanos..... que existen evidencias obvias para estos últimos, pero que la gran diferencia de las personas, física y orgánica, no existe en la medida en que los efectos aparecen en diferentes personas.

Y por lo tanto, que por considerar que todas las afirmaciones pueden ser probadas científicamente, pero que la mentalidad del hombre aún no ha encontrado una explicación completa si se tiene en cuenta que el hombre también es capaz de pensar de manera diferente que sólo lo que es visible en el mundo material, es decir, lo que también explicable..... El pensamiento en sí mismo es sólo la voluntad expresada del ser humano..... La voluntad, a su vez, es el factor principal en la vida; solo cuando se vuelve activa la vida toma forma. El pensamiento tomará, por tanto, la dirección que la voluntad le prescriba.

Si ahora toda la vida espiritual, el pensamiento, pudiera explicarse simplemente de tal manera que los órganos físicos ejerzan constantemente sus funciones y que estas funciones sean sólo un ejercicio mecánico de los componentes pequeños y más pequeños necesarios para la construcción del cuerpo humano, que el hombres entonces sabiamente nombra moléculas..... Por lo que esto no se puede negar en sí mismo, pero siempre solo la segunda explicación, que sin embargo no excluye el hecho de que la mentalidad es una fuerza espiritual que no tiene nada en común con la naturaleza del cuerpo..... porque es posible demostrar que cientos y miles de personas tienen la misma constitución física, pero nunca se puede demostrar que tengan la misma actividad cerebral, lo que, sin embargo, debería ser el caso según la sabiduría de los investigadores, que tratan de negar todo lo espiritual.

Nunca lograrán obligar a las personas a tener un determinado pensamiento, por lo que cuando el pensamiento es libre, debe dejarse a la persona individual tratar espiritualmente a su voluntad..... lo cual, sin embargo, no sería el caso si esa mentalidad humana dependiera de su constitución física, si el ser humano estuviera, por así decirlo, obligado a pensar de cierta manera, porque el cuerpo supuestamente ejerce su función de acuerdo con la ley que se basa en su estructura y combinación de las más íntimas y finas células.

La actividad del pensamiento está en sí misma conectada con la vida real del cuerpo, pero solo en la medida en que la vida del cuerpo es necesaria para poder expresar esta actividad del pensamiento a las personas, pero si la vida terrenal, la vida del cuerpo, ha llegado a su fin..... el pensamiento del ser no se detendrá, porque las funciones del cuerpo no son absolutamente necesarias para esto..... y solo entonces será comprensible para la persona en qué medida los bienes espirituales dependen del cuerpo y su constitución..... y los investigadores mundanos reconocerán su error.....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos