0758 Bendición de la obra de Redención.... Creer en ella es necesaria....

26 de enero de 1939: Libro 16

Penetrar en el reino de lo eterno sólo debe permitirse a quienes tienen fe en el Redentor en lo más profundo de sus corazones, porque es un error incomparable negarle, y todo asunto debe prevalecer sin el divino Redentor, ya que sólo Él solo podía quebrantar el poder de la muerte y así la superación de la materia para la humanidad ahora se hizo posible por primera vez.

Pero una persona nunca puede librarse de sus cadenas por sus propias fuerzas y, por lo tanto, debe permanecer en plena fe en el Redentor del mundo. Sólo entonces él también puede ser guiado a la verdad, porque el hombre sólo puede reconocer lo que es justo cuando se libera de las ataduras de la materia.

Así que todo el andar en la tierra es sólo según la voluntad divina cuando el ser humano mueve el pensamiento de Redención en su corazón por su propia voluntad.... cuando trata de imaginarse que está irremediablemente a merced del poder contrario.... que su lucha por el conocimiento sería en vano, porque sin la obra de redención el poder del mal sería tan fuerte que el hombre no podría luchar contra él.

Pero este mismo poder fue quebrantado por el Señor Jesucristo, y el poder de amor ahora tiene la ventaja.... Es por eso que la creencia en el divino Redentor nunca puede ser apagada, porque el Señor se cuida de cada uno, que cree en Él. Sin embargo, no puede dar la misma ayuda y gracia a aquellos que le rechazan y luchan contra Él....

En el umbral de la muerte, la persona de espíritu brillante se permitirá echar un vistazo al reino de la eternidad.... De repente reconocerá el valor de la fe en Jesucristo, y para muchos será demasiado tarde.... es por eso que la Divinidad ahora lucha por cada alma, quiere mostrarle el camino para poder participar de todas las gracias que se han hecho accesibles a las personas a través de la obra de redención....

Pero todo el amor y la misericordia de Dios es en vano donde el niño terrenal rechaza obstinadamente a todos los indicios. El Señor pronuncio la Palabras en la cruz: “Padre, perdónalos, no saben lo que hacen....” Y el Padre, paciente y lleno de amor, sólo se propone enseñar a los ignorantes y hablarles de la bendición de la obra de Redención. Y el mundo se está volviendo cada vez más terco, cada vez más oscuro en el pensamiento y cada vez más alejada de la verdad eterna.

Por lo tanto, solo existe la posibilidad de cambiar el pensamiento de las personas a través de eventos trascendentales, y para no dejar que todos estos errantes caigan en la ruina, se ordena precisamente este juicio de Dios, para que aún puedan encontrar el camino de regreso, que escuchan Su llamado y lo obedecen.

El Creador de todo lo que existe verdaderamente sólo tiene en mente lo mejor para sus criaturas, aunque las personas tampoco lo reconozcan como tal.... Todo lo que fue, es y será solo ha sucedido con el fin del desarrollo espiritual de los seres humanos, porque el Padre que está en los cielos está amoroso, sabio y justo.... y organiza Sus cosas de tal manera que es espiritualmente beneficioso para sus hijos en la tierra....

amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book
 ePub  
 Kindle  
  Más descargas

Este Comunicación

 descargar como MP3  
Vista de impresión
 Manuscritos