0685 El lobo con piel de cordero - Un precursor del Señor

26 de noviembre de 1938: Libro 15

El adversario ganará con facilidad cuando, como lobo con piel de cordero, ande camuflado y seduzca a las criaturas con palabras y miradas. Se servirá de cada ocasión para perjudicar a la humanidad. El alma que cae en las garras del lobo será despedazada sin compasión cuando este haya obtenido poder sobre ella.

Así que escuchad: reconoceréis a aquel que anda en la Tierra con la espada llameante de su palabra. Ni uno dudará de ella porque será la manifestación del profundo Amor de Dios. Pero no esperéis que se presente con esplendor; su nombre no tiene importancia. Bueno, se trata de Juan, pero su cuerpo en la Tierra no reflejará su aspecto espiritual esplendoroso. Estará en medio de vosotros y enseñará con palabras y obras, y será un precursor para la Venida del Señor en la Tierra. Al mismo tiempo su palabra dará testimonio del Amor de Dios y despertará en los corazones de los hombres un profundo anhelo por la Verdad y la Luz.

No os fiéis de los razonamientos de la época actual; sus normas quieren oscurecer el sentido que tenéis de lo bueno y lo noble. Dejadles empecinarse en insistir, pero no les hagáis caso y ateneos a lo que el Señor os manda desde las alturas. Porque el séquito del adversario se adhiere al mundo y jamás se apartará de él para inclinarse ante la eterna Divinidad.

Quien escucha con atención las palabras del precursor, oirá directamente la Palabra del Señor. Vendrá en el esplendor de la Verdad y no habrá nada mundano apegado a él. El país que le albergue será bendecido por su presencia. Cuando llegue, ya no estará lejos la hora del juicio. Soportará todos los sufrimientos con gran paciencia y no hará caso sino a la Voz del Señor. Aunque le apresen para acabar con él, los hombres nunca podrán impedir que el mensajero cumpla la tarea con la que se ha cargado en bien de la humanidad. Sus ojos mirarán con clemencia a todos los que quieran hacerle mal. Pues, su amor abarcará a todos aquellos cuyos corazones estén en contra suya. Y convertirá a muchos de ellos, porque el poder de sus palabras y de su amor es inmenso. Y la vida mundana perderá, porque se separarán de ella las almas que ven en él a su salvador. Pero a aquellas almas cuyo ámbito es exclusivamente el mundo, les espera la muerte física y psíquica.

Amén.

Traducido por: Meinhard Füssel

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book


  Más descargas

Este Comunicación
Escuchar
descargar como MP3
Vista de impresión