0672 La fe es una condición previa para el conocimiento.... Continuación de vida

16 de noviembre de 1938: Libro 14

La necesidad en la tierra es grande, y estando en contacto directo con la tierra los peligros para el alma son infinitos.... Son tan pocos las posibilidades que aseguran el ascenso sin lucha. Solo cuando el amor en el corazón humano es extremadamente activo, tales almas se encuentran en un grado de madurez en corto tiempo. En general. Sin embargo, las personas no están lo suficientemente presionadas por el amor, por lo que el alma se encuentra posición extremadamente difícil hasta que haya superado todos los peligros terrenales y se haya liberado de la gravedad terrestre. Pero si ahora empieza el empeño, sólo actuar según la voluntad de Dios, los peligros para el alma también serán menores, porque la búsqueda consciente de la Deidad es el primer paso hacia el avance del alma.

En este momento, sin embargo, hay una gran necesidad en la tierra, porque la tendencia hacia la vida es predominante.... Y esta tendencia se extiende siempre solamente a la vida terrenal, pero no a la vida en el más allá, la que debería ser vivida apática y piadosamente correspondiente para el más allá.... Pero la gente no piensa en esto.... solo conocen la vida terrenal.... pero una continuación de la vida después de la muerte es completamente impensable según sus conceptos y, por lo tanto, tampoco preparan sus vidas para tal cosa. Y así vive la mayor parte de la humanidad vive el día como si la hora del ajuste de cuentas no llegaría nunca para ellos, cada día está dedicado solamente a las preocupaciones y planes terrenales.... están dedicados incesantemente de aumentar sus bienes, para llevarse a sí mismos al honor y prestigio y saborear las alegrías y placeres del mundo y apenas escuchan a los semejantes que dan amonestaciones a las personas con respecto a un ser superior y quieren llevarlas a creer en Dios.

Lo que les enseñaron de niños puede que todavía haya quedado en sus mentes, pero muy pocos están convencidos de la verdad de lo que se les ha enseñado y están mucho más inclinados a reírse de la enseñanza que se les ha dado o no prestar atención a la misma para darle importancia. Y así habrá más y más alienación espiritual entre la humanidad; Habrá solo unos pocos que entrarán en contacto con la Deidad eterna, pero la mayoría reemplazará todas las enseñanzas cristianas con enseñanzas puramente seculares, y toda la fe será destruida, si las personas mismas no luchan por ellas.

Las personas se instruyen mutuamente en todo lo que es necesario para lo existencia terrenal, pero lo que debería ser lo más importante para ellos es cultivar la verdadera fe profunda como fundamento del conocimiento, esto lo pasan por alto con indiferencia y, por lo tanto, se dañan más a sí mismos, ya que se vuelven cada vez más incapaces de comprender la verdad cuanto más se alejan de la fe. Todo esfuerzo terrenal es entonces tan poco importante porque no mejora la suerte del alma en lo más mínimo, sino que la envuelve cada vez más profundamente en las tinieblas.... Solo la fe puede traer luz a las personas en la tierra, y solo al aceptar la fe se cumplen las condiciones para un caminar piadosa en la tierra.

Aún no sabéis lo último mientras os apartáis de la fe, y reconoceréis por vosotros mismos lo vacía y rancia que es la vida como tal si no conocéis la verdadera razón de vuestra existencia terrenal.... El conocimiento de ella es necesario para poder estar energéticamente activo en la vida terrena para la vida después de la muerte, para la vida eterna en el más allá.... entonces conoceréis vuestra tarea, entonces también buscaréis cumplirla por completo. Y si la vida te ofrece dificultades, preocupaciones y sufrimientos, aceptáis todo voluntariamente y sin quejaros con la fe en la continuidad de la existencia, porque un día os llama una vida de gozo en el más allá, si habéis soportado el sufrimiento en la tierra a la voluntad de Dios y habéis sido purificados a través de esto de todo lo que os hubiera impedido entrar el paraíso celestial. De la misma manera, la carga de vuestro cuerpo también se quitará de vosotros, y vuestra vida continuará después de la muerte y os hará olvidar todas las dificultades después de la muerte, si se os permite permanecer cerca del Señor.

Por lo tanto, prestad al tiempo que viene. La necesidad en la tierra es grande, y quien la reconozca debe hacer todo lo posible para aliviar y ofrecer ayuda a los semejantes, espiritual y corporalmente a los semejantes, si lo necesitan....

Amén

Traducido por: Hans-Dieter Heise

Este comunicación no se menciona en ninguna folleto temático.

Descargas

Descargar cotizaciones para libro _book


  Más descargas

Este Comunicación
Escuchar
descargar como MP3
Vista de impresión